Noticias

No, Italia no ha descubierto la cura para el coronavirus ni el COVID-19 es una bacteria

VERIFICA RTVE
7 min.

En los últimos días se ha viralizado un mensaje de WhatsApp por distintos países (al menos con versiones en español, inglés y francés) que afirma que “en Italia por fín se encontró la cura contra el coronavirus” gracias a que los médicos en Italia han desobedecido “la ley mundial de la salud OMS” de no realizar autopsia a los fallecidos por COVID-19. En el texto también se afirma que se habría así descubierto que la causa del coronavirus “no es un virus sino una bacteria que produce la muerte. Esta hace que se formen coágulos en la sangre y causa la muerte del paciente”. Se trata de un bulo. El mensaje está lleno de falsedades.

La COVID-19 está provocada por un virus, no por una bacteria y aún no hay ninguna cura

En primer lugar, la Organización Mundial de la Salud, sin capacidad legislativa alguna, no solo no ha prohibido las autopsias durante la pandemia a fallecidos por la COVID-19, sino que ha facilitado detalles para realizarlas, tal y como podemos ver en este documento. En España, donde han estado limitadas, tal y como contamos ya en VERIFICA RTVE, el Ministerio de Sanidad ha publicado el "Procedimiento para el manejos de cadáveres de casos de COVID-19”. En él, se establece las pautas para realizar las autopsias a fallecidos por COVID-19. En el caso de Italia, las autopsias se han limitado a aquellas salas en las que se garantizara las máximas condiciones de seguridad y protección, tal y como se indicó en el comunicado del Ministerio de Salud de Italia del pasado 8 de abril.

Es cierto que se han realizado autopsias en Italia

En Italia se han realizado autopsiastal y como se describe en este preprint. En él se presentan los resultados de 38 autopsias de víctimas por COVID-19, a partir del análisis de los tejidos pulmonares de los fallecidos. Dicha publicación confirma el origen vírico del COVID-19, y no bacteriológico como se afirma en el artículo. También se afirma que el mayor daño producido en los pulmones de las víctimas es el daño alveolar difuso, algo ya detectado en las infecciones virales por los coronavirus del SARS-CoV y MERS-CoV.

Captura del mensaje de whatsapp con el bulo en el que se habla de la cura del covid-19 en Italia. VERIFICA RTVE

Por su parte, la propia OMS en su web explica el origen del COVID-19: “Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos… El coronavirus que se ha descubierto más recientemente causa la enfermedad por coronavirus COVID-19”. A día de hoy, 25 de mayo, tal y como indica la OMS en su página webno hay ningún tratamiento autorizado que ayude a prevenir o tratar específicamente el coronavirus. Los esfuerzos se centran ahora en descubrir una vacuna. De hecho en la actualidad hay 10 vacunas candidatas en evaluación clínica y 114 en evaluación preclínica, tal y como recoge la OMS.

Por su parte Joaquín de Haro, director de la Red de Investigación Vascular (RIV) y vocal de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV), ya explicó a VERIFICA RTVE que el COVID-19 no produce una neumonía bacteriana (por lo tanto no se trata con antibióticos), pero sí intersticial, derivada del daño que infiere el virus sobre todo en el endotelio, pero también en los neumocitos, lo que “provoca un edema intersticial (paso de líquido a espacios fuera de las células, desde las células) que en último término conlleva a la neumonía”.

Los anticoagulantes se utilizan en enfermos de COVID-19, pero no son una cura

En el mensaje viral se afirma también que el COVID-19 “no es otra cosa que coagulación intravascular diseminada (Trombosis) y que la forma como combatirlo es con “los antibióticos, antiinflamatorios y anticoagulantes”. En la publicación ya anteriormente mencionada de las autopsias realizadas en Italia el principal hallazgo relevante fue la presencia de “trombos de fibrina plaquetaria en pequeños vasos arteriales”, algo que consideran que encaja en el contexto clínico de la coagulopatía (es decir, el paciente tiene una menor capacidad de coagulación de la sangre) que domina en los pacientes de COVID-19. El doctor Joaquín De Haro ya explicó a VERIFICA RTVE que el coronavirus puede conllevar a “toda una serie de respuestas inflamatorias que provoca que el organismo se encuentre en un estado protrombótico”, detectandose una elevada tasa de trombos venosos y arteriales

Todos los protocolos hospitalarios y recomendaciones de sociedades científicas recogen la conveniencia de tratamiento anticoagulante a los pacientes de COVID-19, pero el hecho de que se desconozca el virus y la enfermedad que provoca, así como la escasa evidencia de tratamientos eficaces, hace que que esos protocolos “son documentos dinámicos que se revisan semanalmente, incluso diariamente en determinados momentos, para ir incorporando sin demoras nuevos conocimientos y posibilidades terapéuticas que alcancen cierto grado de evidencia para hacer frente a esta devastadora situación”.

Tal y como ya contamos, el anticoagulante puede estar contraindicado en pacientes con riesgo de sangrado y en fases muy avanzadas de la enfermedad el estado protrombotico se acaba convirtiendo en “en todo lo contrario, en un estado de riesgo masivo de hemorragia, momento en el que un tratamiento anticoagulante pasa a estar totalmente contraindicado”. “No tiene ningún sentido, es más, puede ser totalmente contraproducente, la aplicación temprana de alguna de estas medidas y tratamientos de forma precoz”, no explicó De Haro. En todo caso, el uso de anticoagulantes en un tratamiento sin prescripción médica está totalmente desaconsejado.

Los respiradores son necesarios para tratar a enfermos graves de COVID-19

También en el texto se afirma que “nunca se necesitaron los ventiladores, ni de la unidad de cuidados intensivoss”, algo también falso. Según las evidencias que existen en la actualidad, la principal causa de muerte en enfermos de Coronavirus es el fallo respiratorio, tal y como se explica en un artículo en Lancet publicado el 6 de abril. Aunque no debemos olvidar que en muchos casos influyen también patologías previas. Joaquín de Haro ya explicó a VERIFICA RTVE que “la utilización de la respiración mecánica asistida no es una opción terapéutica, sino una necesidad imperiosa en aquellos pacientes que, llegados a un punto de gravedad y lesión pulmonar, no son capaces de respirar por sí mismos y se tienen que asistir para que no mueran”.

No hay ninguna relación entre el COVID-19 y la tecnología 5G

En el mensaje viral también se afirma que coronavirus es “una bacteria... amplificada con radiación electromagnéticia 5G”. Esto es completamente falso. Una de las teorías conspiratorias que más han circulado estos meses de pandemia es la relación entre la expansión del coronavirus y el 5G, algo que ya desmentimos en VERIFICA RTVE. Marcos Hernández, de la Sociedad Español de Medicina Preventiva, nos explicó que “un virus no se transmite por una radiación magnética”. También Juan José Badiola, Director del Centro de Enfermedades Transmisibles Emergentes de la Universidad de Zaragoza, nos confirmó que no ha "encontrado ninguna publicación científica que relacione la tecnología 5G con el coronavirus. La propia OMS se ha pronunciado al respecto: “Los virus no se desplazan por las ondas electromagnéticas ni las redes de telefonía móvil. La COVID-19 se está propagando en numerosos países en los que no existe una red 5G.

Por tanto desde VERIFICA RTVE concluímos que, a fecha 25 de mayo, es falso que en Italia se haya descubierto la cura contra el COVID.19. Además, la OMS no ha prohibido las autopsias y el coronavirus no es una bacteria, sino un virus.

Noticias

Televisión

Radio

Deportes

Infantil

A la Carta

Playz