Deportes
Tokyo 2020 | Waterpolo

Así se forjaron las nueve medallas de las 'Guerreras del agua'

DIEGO ÁLVAREZ PATILLA
6 min.

Las 'Guerreras del agua' conquistaron los hogares de todos los españoles con su debut olímpico en Londres 2012. La selección entrenada por el exjugador madrileño, Miguel Ángel Oca Gaia, más conocido como Miki Oca, pasó de ser un proyecto en ciernes a disputarle la medalla de oro a la todopoderosa Estados Unidos.

Un hito que prendió la mecha de la etapa más gloriosa del combinado español femenino de waterpolo, en la que, a día 6 de agosto de 2021, acumulabantres oros, tres platas y un bronce en los diez grandes torneos que han disputado entre Juegos Olímpicos, Mundiales y Europeos.

A estas preseas hay que sumar la plata que las jugadoras españolas se han colgado en Tokyo 2020, donde se han quedado a un paso del único oro que les queda: el olímpico.

Pero toda época dorada tiene un precedente, y en este caso sirvió para que las capitanas le tomaran la medida a las fases finales.

La plata en Málaga solo era un atisbo

En elEuropeo de 2008, el bloque de la selección femenina de waterpolo era muy distinto al actual, con Vicenç Tarrés como seleccionador. Sin embargo, había integrantes en ese combinado que posteriormente fueron claves bajo la dirección de Miki Oca, como Jennifer Pareja, Laura García o Pilar Peña, más conocida como Pili Peña.

La motivación de jugar en casa permitió que un equipo sin experiencia entre la élite venciera a la heroica a Hungría en semifinales (8-7) y solo perdiera por un gol en la final frente a las vigentes campeonas, las rusas (8-9).

En Londres surgió la chispa con la plata olímpica

El éxito de Málaga no fue continuado por buenos resultados, pero la llegada de Miki Oca en 2010 provocó un nuevo ciclo. Los Juegos Olímpicos de 2012 posicionaron a España como una de las mayores potencias del waterpolo femenino.

Las jugadoras españolas sorprendieron al mundo entero empatando con las estadounidenses en la fase de grupos. No se quedaron ahí, puesto que derrotaron a todas las rivales hasta que se encontraron de nuevo con EE.UU. en la final (5-8).

Las integrantes de la selección española muestran las medallas de plata de Londres 2012 EFE / JuanJo Martín

Las selecciones estaban avisadas del potencial de España...

Mundial 2013: el oro se quedó en casa

Jugaban en casa, Barcelona, enclave estratégico del waterpolo español. Aunque no lideraron su grupo -derrota ante Rusia-, en la fase final echaron el resto eliminando en cuartos de final a las por entonces invencibles estadounidenses.

En semifinales volvieron a enfrentarse a Hungría y volvieron a ganar por la mínima (13-12). En la final, las gradas estuvieron abarrotadas para ver una victoria histórica ante Australia (8-6). El primer oro de la selección femenina, y era mundial.

Las 'Guerreras del agua' celebrando el título mundial en el podio EFE / ALEJANDRO GARCÍA

La capitana, Jennifer Pareja, ganó el premio amejor jugadora del año, broche de un 2013 mágico.

La confirmación en Hungría con otro oro

En 2014, un año después de "conquistar el mundo", España asistió al Europeo como principal favorita. Se dieron las cábalas que al parecer daban suerte a las españolas: derrota en fase de grupos ante Rusia (9-10) y duelo en semifinales ante Hungría.

A pesar de la presión del público, las jugadoras de Miki Oca, con una Laura Ester colosal en portería, vencieron de nuevo a las magiares por la mínima (9-8). La final ante Países Bajos fue dominada completamente por las españolas (10-5), que se hicieron con su segundo metal dorado consecutivo.

España sale del bache en 2017 con una plata

Tras Mundial (2015), Europeo (2016) y Juegos Olímpicos (Río 2016) sin conseguir medallas, jugadoras como Jennifer Pareja, Laura López u Ona Meseguer dejaron la selección. El bloque de Laura Ester, Anni Espar, ahora con su hermana Clara, Roser Tarragó o Pili Peña seguía activo.

De nuevo en Budapest, España consiguió otra medalla mundial, la plata, porque en frente seguía estando Estados Unidos (6-13 en la final).

El bronce supo a poco en Barcelona

El Europeo de 2018 celebrado en Barcelona parecía el lugar perfecto para volver a subirse en lo más alto del cajón. El equipo tenía muy buenas sensaciones y las 'Guerreras del agua' ganaron todos los partidos hasta las semifinales.

Grecia sorprendió a las anfitrionas (9-11) y España ganó el primer bronce de su palmarés venciendo a Hungría en la final de consolación (12-6).

Plata en Gwangju: las mejores del otro mundo

España se colgó en Corea del Sur su sexto metal en siete años. Las buenas sensaciones del último Europeo se multiplicaron en el Mundial de 2019, donde golearon a todas sus rivales, incluidas viejas conocidas como Grecia en grupos (14-4), Países Bajos en cuartos (12-8) y Hungría en semifinales (16-10).

En la final volvieron a enfrentarse a Estados Unidos, que desde su derrota en 2013 seguían invictas en sus duelos directos con España. Las jugadoras de Miki Oca no repitieron la hazaña (6-11), y se colgaron una plata que les clasificó directamente a los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.

Un ejemplo del que inspirarse

En enero de 2020, dos meses antes de que el coronavirus paralizara el mundo, España volvía a Hungría para disputar un nuevo torneo continental. La selección capitaneada por Pili Peña -y con Bea Ortiz como máxima anotadora- se alzó consu segundo oro Europeo realizando un torneo que, añadiendo las rivales intercontinentales, se desarrolló de una forma muy similar al disputado hasta ahora en el Centro Acuático Tatsumi de Tokio.

El combinado español ganó todos los partidos de la fase de grupos salvo el encuentro ante Países Bajos (6-10), derrota que, a diferencia de estos Juegos, le relegó a la segunda plaza. En cuartos de final, las 'Guerreras del agua' se impusieron 12-9 a Grecia y se citaron por sexta vez con Hungría en semifinales.

Siguiendo la tradición, España derrotó por la mínima al conjunto magiar (11-10) y en la final se hizo con el título europeo al derrotar por 13-12 a Rusia.

La situación en Tokio a falta del duelo final, una vez más ante Estados Unidos, ha sido prácticamente similar a esa cábala que parece conducir siempre a la selección entrenada por Miki Oca hacia el oro, más allá de que esta vez, la victoria frente a Hungría ha sido por dos tantos (8-6). Quien sabe si haber encajado un gol más en esa semifinal hubiera cambiado el destino fatal ante las estadounidenses.

Noticias

Televisión

Radio

Deportes

Infantil

A la Carta

Playz