RTVE noticias Cultura

Anni Albers, la poetisa del tejido

  • El Guggenheim expone la obra de la artista alemana

  • Fue pionera en el renacer moderno del arte textil

  • Acuñó el término 'tejido pictórico' para los tapices hechos en el telar 

RAFAEL MUÑOZ

El interés que ha despertado la exposición del Thyssen sobre Sonia Delaunay podría trasladarse al Guggenheim donde se muestra la obra de la alemana Anni Albers, una artista del tejido que ha pasado a la historia por “la originalidad de su trabajo pictórico y textil y por su íntimo conocimiento de los materiales y técnicas de la tejeduría trabajando de un modo artesanal, casi tan antiguo como la humanidad”, dicen desde el museo. 

La muestra, titulada ‘Anni Albers: tocar la vista’ pone énfasis en que la artista fue pionera en el renacer moderno del arte textil y destaca su incesante búsqueda de la pureza conceptual. Albers, nacida en Berlín en 1899, se formó en la escuela Bauhaus de Weimar y allí conoció al pintor Josef Albers con el que se casó años más tarde.

Tejido en lino e hilo metálico. Fotografía: Foto: Tim Nighswander/Imaging4Art noticias

Cuando la Bauhaus fue clausurada por el partido nazi en 1933, el matrimonio Albers se trasladó a Carolina del Norte(EE. UU.), donde ambos fueron contratados como profesores de una escuela libre recién creada que se convertiría en referente de la modernidad norteamericana, el Black Mountain College.

Anni Albers trabajando en su telar. Fotografía: Helen M. Post noticias

La exposición, que puede verse hasta el 14 de enero de 2018, recoge obras de ambos períodos y cuando se recorren las salas del museo se puede apreciar la evolución del pensamiento creativo de Albers, desde los dibujos preparatorios para crear textiles y las piezas experimentales para el desarrollo de tejidos hasta sus obras más poéticas, cargadas de una emotiva carga artística.

Destacan, además, la selección de tejidos pictóricos que creó en su madurez para lo que recurrió a nuevos motivos gráficos que estában inspirados en escrituras antiguas, obras que invitan a hacer una lectura puramente rítmica.

"Son híbridos entre el texto y el textil, el lienzo y la página, unidos en un soporte que es todo trama y urdimbre, y que Albers desarrolla hasta abandonar definitivamente el telar en 1968", remarcan desde el Guggenheim.

Guache sobre pape. Fotografía: Foto: Tim Nighswander/Imaging4Art noticias

Trabajó con materiales nobles como el lino pero también utilizó otros más modernos como el hilo de metal; siempre buscando la excelencia y entablando, a menudo, un interesante diálogo entre textura y color.

Inventó el término ‘tejido pictórico’ para hacer referencia a los tapices hechos a mano en el telar y disfrutó de un importante renococimiento gracias a la gran exposición monográfica que le dedicó el Museum of Modern Art de Nueva York (MoMA) que recorrió diversas ciudades de EE. UU.

Albers, que falleció en 1994, compartió su pasión por el textil en su faceta de docente y escritora. Esta exposición, formada por 180 obras, contiene además una selección de bocetos, diagramas y fotografías que dieron pie al libro Del tejer (On Weaving, 1965), que se ha vuelto a reeditar para la ocasión en versión bilingüe.