Noticias
Guerra en Ucrania

Un bombardeo ruso sobre Odesa deja al menos ocho muertos y destruye un arsenal de armas extranjeras

RTVE.es/AGENCIAS
5 min.

Al menos ocho personas han muerto, entre ellas un bebé de tres meses, y otras 18 han resultado heridas en un ataque con misiles rusos desde el Mar Caspio contra Odesa ha informado el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.

"Un bebé de tres meses fue asesinado hoy. La guerra comenzó cuando este bebé tenía un mes. ¿Se lo imaginan? ¿Qué está pasando?", ha lamentado el presidente, citado por la agencia Unian, al tiempo que ha calificado a los agresores de "escoria".

Zelenski ha agregado que la parte ucraniana no está con ánimos de reuniones con el trasfondo del bombardeo de Odesa por parte de las tropas rusas en vísperas de la Semana Santa al ser preguntado sobre la posibilidad de continuar las negociaciones en Turquía. Ha señalado, no obstante, que hay que hablar "mientras esta guerra no termine".

24 horas fin de semana - Rusia concentra su ofensiva en el Donbás y ataca Odesa - Escuchar ahora

La ciudad portuaria ha sido este sábado centro de los ataques rusos, cuando se cumplen 59 días desde el inicio de la invasión de Ucrania. El Kremlin también ha anunciado la destrucción con "misiles de alta precisión y largo alcance" de un gran depósito de armas entregado a las fuerzas ucranianas por Estados Unidos y países europeos en un aeródromo militar de Odesa.

En una publicación en línea, Moscú ha afirmado que las fuerzas rusas habían matado este sábado hasta 200 soldados ucranianos y destruido más de 30 vehículos, algunos de ellos blindados.

Reanudan el asedio sobre Azovstal

Además, Rusia ha reanudado este sábado los ataques aéreos y está tratando de asaltar la acería de Azovstal, donde resisten las fuerzas ucranianas que quedan en la ciudad asediada de Mariúpol, según fuentes del Gobierno de Kiev.

"El enemigo está tratando de estrangular la resistencia final de los defensores de Mariúpol en la zona de Azovstal", ha asegurado este sábado el asesor presidencial ucraniano Oleksiy Arestovych en una sesión informativa.

El asesor ha asegurado que los defensores de la ciudad están resistiendo a pesar de la difícil situación y que las tropas ucranianas incluso están llevando a cabo contraataques. Según la agencia Ukrinform, en la planta Azovstal se encuentran unos mil civiles y militares ucranianos, de los cuales unos 500 están heridos. Las autoridades ucranianas exigen a los rusos un corredor humanitario urgente desde la planta siderúrgica.

El jueves, el presidente ruso, Vladímir Putin, celebró "la liberación de Mariúpol" y canceló la orden de asaltar la acería, asegurando que no había "necesidad de bajar a estas catacumbas y arrastrarse bajo tierra por esas instalaciones industriales", ordenando en su lugar un bloqueo "total" del complejo.

Rusia reanuda sus ataques sobre la acería de Azovstal

Situación crítica en Mariúpol

La situación sigue siendo crítica en Mariúpol, ciudad que Rusia asegura haber tomado pese a que un reducto de combatientes ucranianos resisten en Azovstal.

A pesar de que Rusia reclama la conquista de Mariúpol, los intensos combates continúan frustrando los intentos de Moscú de capturar la ciudad, ha afimado este sábado el Ministerio de Defensa del Reino Unido.

De acuerdo con Moscú, desde el inicio de los combates en Mariúpol hace más de un mes y medio, se han entregado más de 1.800 militares ucranianos, cifra que Kiev no ha confirmado.

A la vez, el Gobierno ucraniano ha informado de que este sábado ha fracasado un nuevo intento de evacuar civiles de la ciudad sitiada hacia la ciudad de Zaporiyia.

Según el alcalde de Mariúpol, Petro Andriushchenko, unos 200 civiles habían comenzando a reunirse para ser evacuados cuando fueron "dispersados" por el Ejército ruso. El alcalde ha añadido que algunos de los civiles fueron obligados a subir a autobuses con destino a una ciudad bajo control ruso.

Sin embargo, las milicias prorrusas acusaron a las tropas ucranianas atrincheradas en la ciudad de frustrar las evacuaciones al disparar contra lugares donde se iban a reunir los ciudadanos.

Moscú ha negado obstruir la salida de los ucranianos de Mariupol y ha asegurado que los ciudadanos que abandonan la ciudad pueden elegir libremente si se evacúan a zonas bajo control de separatistas o de Kiev.

De acuerdo con los cálculos de las autoridades locales, en la ciudad portuaria se encuentran unas 100.000 personas, mientras las milicias prorrusas elevan el número de los habitantes de la urbe a 250.000.

Asedio sobre Lugansk

Aunque la inteligencia militar británica ha asegurado este sábado que las fuerzas rusas no han logrado avances importantes en las últimas horas, Ucrania ha advertido de que Rusia ha intensificado su asedio sobre Lugansk, región en la que las tropas rusas están bombardenado constantemente las ciudades controladas por el Gobierno de Kiev.

Así lo ha señalado el gobernador de la región, Serhiy Haidai, quien ha indicado que las fuerzas ucranianas están abandonando algunas posiciones con el objetivo de reagruparse, pero esto no supone una retirada crítica. Por su parte, Rusia ha negado que tenga como objetivo zonas civiles.

Rusia intensifica sus ataques en el Donbás

El Gobierno de Moscú reconoció el viernes que sus objetivos en esta segunda fase de la guerra en Ucrania son tomar el control del Donbás -región histórica que incluye los óblast de Lugansk y Donetsk- y del sur del país y abrir un corredor terrestre que comunique Rusia con la península de Crimea.

El alto mando militar ucraniano ha afirmado este sábado que "el enemigo ruso está llevando a cabo operaciones ofensivas en la Zona Operativa Este con el fin de derrotar a las Fuerzas Conjuntas (ucranianas), establecer el control total sobre las regiones de Donetsk y Lugansk y asegurar una ruta terrestre entre estos territorios y la ocupada Crimea".

Noticias

Televisión

Radio

Deportes

Infantil

A la Carta

Playz