Televisión
Gandalf por los derechos trans

Ian McKellen pide que se apoye a las personas trans (e internet se lo agradece)

Noah Benalal
4 min.

Sir Ian McKellen ha pedido a la "G" de la comunidad LGTBI que manifieste abiertamente su apoyo a la comunidad trans. Lo ha hecho en una entrevista con Olly Alexander, protagonista de It's a Sin: una serie británica sobre la crisis del VIH que sigue a un grupo de hombres homosexuales en el Londres de los años 80. La conversación entre ambos actores ha tenido lugar en TikTok, la red social favorita de la gente joven: como la serie, es una charla entre la comunidad de ayer y la comunidad de hoy en la que McKellen, que ya tiene 81 años, ha aprovechado para hablar desde su propia experiencia sobre los retos a los que se enfrenta la nueva generación.

"Oigo a bastante gente, gente gay, hablar de la gente trans en unos términos muy parecidos a los que la gente solía usar para hablar de nosotros", dice el actor. "Los problemas que la gente trans tiene con la ley no son muy distintos de los que solíamos tener nosotros, así que creo que todos deberíamos ser aliados".

Ian McKellen en Oxfordshire

Un poco de contexto: el actor que acabaría interpretando a Gandalf en El señor de los anillos o Magneto en X-Men no declaró oficialmente que era homosexual hasta 1988, cuando tenía 49 años y ya era un aplaudido actor de cine y de teatro. Lo hizo en un programa de radio de la BBC en el que los colaboradores, de signo conservador, estaban discutiendo una ley de Margaret Tatcher que ponía en peligro los derechos de gays y lesbianas. Aunque en varias entrevistas ha explicado que se arrepiente de no haberlo hecho antes, en su época había más de una razón para temer las represalias: esconder la propia identidad era la regla, no la excepción, y tenía relación con la desprotección social y legal a la que hacía frente su comunidad.

Ian McKellen en Ricardo III

A día de hoy, en el Reino Unido y el resto de Europa, es otra minoría la que protagoniza el debate legislativo: el colectivo trans, que pide que se despatologice su identidad, se agilicen los procesos de cambio registral y se les garanticen derechos como, por ejemplo, el derecho a la intimidad. Y no es raro escuchar voces que, públicamente, se oponen a estas demandas y las introducen en su discurso como si fuesen una amenaza. J.K. Rowling, una de las más poderosas mujeres británicas, es una de las opositoras más vocales de esta comunidad.

Por eso, gran parte del público ha agradecido que el actor use su plataforma para manifestarse a favor de la igualdad, llamando a la unidad dentro de su propia comunidad: "Lo que nos conecta a todos es que todos cabemos bajo el paraguas de lo queer, somos queer. Me gusta que lo seamos, de hecho".

¿Y cuál ha sido la forma de agradecerlo? Con memes de Gandalf y Magneto, por supuesto.

Its A Sin, una serie sobre los difíciles años 80

Creada por Rusell T Davies (Doctor Who), It's a Sin relfeja la vida de varios jóvenes de la escena gay de Londres en los años 80,  cuando comenzó la pandemia del VIH. A McKellen, que recuerda la confusión y el miedo de aquellos años, le ha encantado cómo el conflicto está representado y ha charlado en directo sobre su recuerdo de aquellos años.

"Recuerdo escuchar hablar del sida por primera vez cuando estaba en Nueva York. El rumor era que Ronald Reagan, el presidente de los Estados Unidos a quien notariamente le daban igual los homosexuales, había pedido que envenenasen el aire de los clubes a los que íbamos. Imagínate las teorías de la conspiración. Pero es que no sabíamos nada, no teníamos ni idea de qué era. Era muy confuso".

El actor opina que, gracias a la terrible pandemia, comenzó a visibilizarse la problemática LGTB de un modo que, al menos, favoreció su aceptación a largo plazo. En la entrevista le dice a Olly Alexander: "Mi experiencia fue muy distinta de la vuestra en relación con el sexo y con ser gay.  Envidio a vuestra generación".

Más noticias en Corazón y tendencias.

Noticias

Televisión

Radio

Deportes

Infantil

A la Carta

Playz