Noticias
EPA cuarto trimestre

España creó 840.600 empleos el año pasado, la cifra más alta desde 2005, y la tasa de paro bajó al 13,33 %

  • El mercado laboral recupera los niveles previos a la pandemia: el número de ocupados supera los 20,18 millones 

  • El desempleo cayó en 616.000 personas y sitúa la tasa de paro en su nivel más bajo desde el inicio de la crisis financiera

DIANA FRESNEDA / DatosRTVE
8 min.

El mercado laboral ha recuperado en 2021 los niveles previos a la irrupción de la pandemia y con cifras de empleo récord, no vistas desde hace más de una década, antes de la Gran Recesión. El pasado año se crearon 840.600 puestos de trabajo, la cifra más alta desde 2005, y el desempleo cayó en 616.000 personas, dejando la tasa de paro en el 13,33 %, la más baja desde el inicio de la crisis financiera.

Así lo recoge la Encuesta de Población Activa (EPA) difundida este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que pone de manifiesto la buena marcha del empleo en 2021 gracias al fin de las restricciones y el avance de la vacunación, lo que ha permitido que el número de ocupados se eleve hasta las 20.184.900 personas y se recuperen los niveles previos a la expansión del coronavirus. Mientras que en el cuarto trimestre de 2019 la EPA contabilizó 19.966.900 ocupados, dos años después ha registrado una subida de 218.000 trabajadores, recuperando la senda alcista que comenzó en 2013 y que la pandemia frenó.

Si nos remontamos a 2020, el número total de ocupados se situó en 19.344.300 personas, por lo que España ha creado en este último año un total de 840.600 puestos de trabajo, su mayor nivel desde 2005, coincidiendo con la burbuja inmobiliaria y el año en el que se produjo la regularización extraordinaria de extranjeros que ya estaban trabajando de forma sumergida, lo que produjo un efecto estadístico anómalo. 

Con el avance de la vacunación a comienzos de año, las cifras de contagios descendieron notablemente y, con ello, las restricciones. Esto impulsó la creación de empleo, que ya en el tercer trimestre de 2021 alcanzó los 20 millones de ocupados, algo que no sucedía desde 2008, cuando cerró en niveles ligeramente superiores. Así, en el último trimestre del año, el número de personas trabajando se ha incrementado en 153.900. Este incremento del empleo, a su vez, se explica por el aumento de la población activa, con 224.700 personas que han salido de la inactividad durante 2021, dejando la tasa de actividad en el 58,65 % de la población total.

“La EPA vuelve a corroborar que la recuperación justa avanza en España. Seguimos”, ha asegurado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su cuenta de Twitter. También la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha celebrado estos datos de empleo "espectaculares", que permiten "empezar con buen tono el año 2022 y una perspectiva económica positiva". En una entrevista en RNE, ha subrayado que los datos de paro y afiliación son los mejores desde antes de la crisis financiera a pesar de la pandemia y los problemas en la cadena de suministro, una evolución positiva que parece mantenerse en enero.

Por sexos, en los 12 últimos meses se ha creado más empleo entre las mujeres, con 479.600, que entre los hombres, con 361.100. Así como más en el sector privado, con 744.300 trabajadores más, que en el público, con 96.400. Precisamente el sector privado fue el responsable del 88 % de los nuevos puestos de trabajo registrados en 2021, lo que según ha destacado el secretario de Estado de Economía, Gonzalo García, refleja una "dinámica positiva" y "equilibrada".

El sector privado, el principal impulsor de la creación de empleo en 2021

A pesar de la expansión de la variante ómicron, la actividad no se ha resentido en la mayoría de los sectores en el tramo final del año pasado, como la Agricultura (78.700 ocupados más que en el trimestre anterior), los Servicios (+45.900) y la Industria (+37.100), aunque sí en la Construcción (-7.700). Sin embargo, el empleo ha crecido en todas las áreas a lo largo del año, sobre todo en el sector Servicios, que ha registrado un repunte de 705.400 trabajadores. Le sigue la industria con 71.500; la agricultura con 58.000 más y la construcción, con un alza de 5.700.

Hay 616.000 parados menos

La tendencia decreciente en el número de desempleados desde primavera también se constata en los datos de la EPA conocidos este jueves. El colectivo de parados ha registrado una caída de 616.000 personas respecto al año anterior y recupera así los niveles previos a la pandemia. Entonces, la cifra se situó al cierre de 2019 en 3.191.900 personas, lo que representaba el 13,78 % de la población activa.

En esta ocasión, el total de desempleados alcanzó las 3.103.800 personas, por lo que la tasa de paro descendió el año pasado hasta el 13,33 %, un porcentaje más bajo aún que en 2019 y la más baja desde el tercer trimestre de 2008 (11,23 %), justo antes de la caída de Lehman Brothers, el símbolo que dio inicio a la crisis financiera.

En lo que respecta al paro juvenil, el número de personas en paro menores de 25 años bajó en 119.800 personas en 2021, hasta los 452.500 desempleados. Esto representa el 30,69 % de la población activa, una tasa 9,4 puntos inferior a la del ejercicio anterior (40,1 %) y cuatro décimas menor que la del tercer trimestre de 2021 (31,15 %). Pese a ello, la tasa de paro de los menores de 25 años registrada al finalizar 2021 es ligeramente superior a la de 2019 (30,51 %), cuando la pandemia aún no había irrumpido en nuestras vidas.

Mientras que los parados mayores de 55 años bajan hasta las 565.100 personas, lo que representa un porcentaje del 12,31 % de la población activa. En este caso, la cifra es superior tanto a la de hace un año, cuando se registraron 541.700 desempleados, y a la de antes de la llegada del coronavirus, con 510.500 parados.

Por sexos, las mujeres siguen siendo las más castigadas por el desempleo. En total, según el INE, hay 1,44 millones de hombres parados frente a 1,65 millones de mujeres en desempleo. No obstante, en ese descenso de 615.900 personas en el último año, 280.100 han sido hombres y 335.800 mujeres.

Y, por comunidades, la bajada del paro es casi generalizada, si bien los mayores descensos en el número de parados se dieron en Cataluña (142.500 menos), Madrid (122.500) y Andalucía (85.500).

Aumenta el teletrabajo

El repunte de contagios en la última parte del año conllevó un aumento del teletrabajo, fundamentalmente por la modalidad ocasional. Así, según la EPA, el 7,9 % de los ocupados, es decir 1,58 millones, trabajaron desde su propio domicilio más de la mitad de los días en esos tres últimos meses de 2021 y el 5,7 %, 1,15 millones, lo hizo, pero con menor frecuencia. Cabe destacar que el teletrabajo alcanzó un pico del 16,2 % en el segundo trimestre de 2020 en el peor momento del confinamiento.

En la misma línea, el número de ocupados que se ausentó del trabajo por enfermedad alcanzó los 812.400 en el cuarto trimestre de 2021, cuando empezó a extenderse la variante ómicron, lo que supone 109.600 personas más que en el trimestre anterior y 246.900 más que en último trimestre de 2019, antes del estallido de la pandemia.

Junto a estos datos, la EPA del último trimestre del año refleja otro descenso del número de ocupados que no trabajó por estar acogido a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) o paro parcial de su empresa, que bajó en 31.400 frente al trimestre anterior hasta los 63.800. En el momento más complicado de la pandemia, ese segundo trimestre de 2020, se alcanzó un máximo de 3.411.100.

Bajan los hogares con todos sus miembros en paro

La EPA del cuarto trimestre de 2021 también revela una caída en el número de hogares con todos sus miembros en paro de 173.200, hasta situarse en 1.023.900. No obstante, la cifra aún supera la registrada en 2019 justo antes de la pandemia. Por su parte, los hogares con todos sus integrantes ocupados aumentaron el año pasado en 670.700, hasta un total de 11.072.000 hogares, la mayor cifra de toda la serie histórica.

En este sentido, la vicepresidenta primera ha señalado que estos datos muestran que "va mejorando la calidad del empleo", que debe ser el objetivo de "cara al futuro" y se ha basado en los datos de empleo femenino, a tiempo completo o de hogares con todos sus miembros en paro. No obstante, la tasa de temporalidad se ha mantenido en niveles similares a los del año pasado, en el 25,38 %. Precisamente reducir esta cifra es el objetivo principal de la reforma laboral que el Gobierno ha acordado con sindicatos y patronales, y que busca ahora en el Congreso los apoyos necesarios para salir adelante.

"Los datos de la EPA demuestran que esta es la legislatura del empleo y además tiene que ser la del empleo digno, de dignificación de las condiciones laborales. Por eso el gobierno está comprometido con senda de salario mínimo y la reforma laboral que esperamos sea convalidada en Congreso a principios de febrero”, ha añadido Sánchez.

Noticias

Televisión

Radio

Deportes

Infantil

A la Carta

Playz