Noticias

La pobreza energética no se toma vacaciones: "Toca achicharrarse sin aire acondicionado"

  • Comienza la primera ola de calor en España en medio de subidas históricas del precio de la luz

  • La OMS señala que las condiciones del ambiente interior de la vivienda influyen directamente en la salud 

ANDREA VOINESCU
6 min.

Con el precio de la luz en máximos históricos poner el aire acondicionado se ha convertido en un lujo reservado solo para algunos. En plena ola de calor, con comunidades a más de 40 grados en los próximos días, los ciudadanos pueden encontrarse con facturas disparadas que hacen impensable encender aparato alguno para refrescarse. Los termómetros no pararán de subir en los próximos días, alcanzando temperaturas récord en toda la península.

A pesar de que el término 'pobreza energética' se vincula más con el invierno, también llega en verano y puede hacer más que difícil la estancia en una casa. Lucía Pérez es enfermera y vive en un séptimo piso en Sevilla. "Al ser un apartamento alto entra todo el calor y es insoportable, por las noches no puedo pegar ojo y no me permito poner el aire porque es muy caro", señala a RTVE.es. "Solo nos planteamos poner un ventilador, aunque no hace nada y solo mueve el aire caliente".

La situación se hace palpable también en Madrid. Mariano vive en un piso de la capital al que le está dando el sol todo el día. Se acuesta a las ocho porque se levanta a las cuatro de la mañana para ir a trabajar repartiendo comida. "Es inviable dormir a esas horas sin aire acondicionado y no me permito el lujo de pagar esa factura. Toca achicharrarse, por tanto". "Casi se pasa peor con calor en una casa que con frío, no hay forma de quitárselo", añade, resignado.

María vive en Murcia, ciudad que alcanzará, según la AEMET, hasta 44 grados. Los próximos días serán duros para ella. Es madre de un bebé de un año y todo resulta más complicado con la ola de calor y la luz disparada. "Dormir a la niña es casi un imposible con esta temperatura y sin apenas poder refrigerar la casa por lo que vendrá de factura". "Aquí no se puede salir a la calle hasta, por lo menos, las nueve de la noche y estás condenada a estar en casa asfixiada", relata.

Niños y ancianos: dos de los colectivos que más sufren con el calor

“No se trata solo de pasar calor, con estas temperaturas no poner el aire acondicionado puede causar un perjuicio para la salud, hay que pensar en los colectivos vulnerables como los niños y los ancianos y en la manera en que les afecta esta situación”, explica Miguel Ángel Serrano, vicepresidente de la asociación de consumidores de FACUA.

En la misma línea se muestra la Organización Mundial de la Salud (OMS), que señala que las condiciones del ambiente del hogar influyen directamente en nuestra salud. Desde la institución lanzaron en 2018 unas directrices sobre vivienda y salud en las que advierten que, "las altas temperaturas interiores pueden causar enfermedades y aumentar la mortalidad por causas cardiovasculares".

“Para algunos consumidores se ha convertido en un imposible acceder a este servicio con este coste”, manifiesta Serrano. Y es que el precio de la electricidad ha vuelto a marcar máximos históricos esta semana. El precio medio de la luz volverá a registrar este miércoles un nuevo récord histórico por tercer día consecutivo. El precio medio de 113,99 euros el megavatio hora (MWh) superará así el récord alcanzado este martes de 111,88 euros en una escalada que parece no tener fin.

Para paliar las constantes subidas, el pasado junio el Gobierno hizo una reducción en el IVA de la luz del 21 al 10 % para los consumidores vulnerables, independientemente de lo que tuvieran contratado. Sin embargo, esta reducción es “insuficiente” a los ojos de FACUA: “Es una medida temporal y además, como vemos en momentos como este, no soluciona el problema”.

Desde Cruz Roja señalan que, ya el año pasado, la organización realizó más de 14.000 intervenciones con personas afectadas por pobreza energética y explican que durante el 2021 tienen previsto atender a más de 17.000 personas, lo que supone un incremento del 15 % sobre sus previsiones al inicio del año.

"El bono social no lo arregla todo"

Además de la reducción del IVA, la Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética 2019-2024 configurada por el Ejecutivo durante el año 2018, incluye el Bono Social que permite a los consumidores vulnerables tener un descuento en la factura de la luz. Este descuento puede ser de un 25 % o de un 40 % dependiendo de la situación económica, social y familiar de la persona que la solicite. No obstante, esta ayuda no convence a la asociación de consumidores: “El bono social no lo arregla todo porque, para empezar, es necesario tener contratado el Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC), por lo que es inevitable que suba la factura”, señala Serrano.

Según explica el documento contra la pobreza energética, este precio varía cada hora, al incorporar en su término de energía el precio horario resultante del mercado de electricidad. “Pero hay más obstáculos, no se trata solo del PVPC, los requisitos para solicitar la ayuda son muy estrictos por lo que mucha gente se queda fuera”, subrayan desde FACUA.

Desde la Asociación Bienestar y Desarrollo explican que la situación no hace más que empeorar: "Las personas que acuden a nuestros programas de pobreza energética ya estaban en una situación de dificultad para asumir el coste de la electricidad y las nuevas subidas solo hacen que agravar este contexto". 

Sanidad recomienda prestar especial atención a los grupos de riesgo

Ante esta situación, solo quedar seguir las recomendaciones (gratuitas) para hacer frente al calor extremo. Sanidad recomienda hidratarse con frecuencia, no hacer deporte en las horas centrales del día y tomar comidas ligeras. También hay que tener especial cuidado con los golpes de calor, por lo que se recomienda beber agua de manera regular, no abusar del café ni del alcohol, pues provoca deshidratación, y utilizar cremas solares. Advierte de la necesidad de prestar especial atención a los grupos de riesgo (enfermos crónicos, bebés, ancianos o personas solas).

Para combatir estas altas temperaturas también se aconseja a los ciudadanos que permanezcan en lugares frescos o climatizados, reducir la actividad física y vestir con prendas holgadas y de tejidos transpirables. Los sanitarios recuerdan que si aparecen síntomas relacionados con el extremo calor como el dolor de cabeza, la confusión o el pulso débil hay que acudir al médico.

Noticias

Televisión

Radio

Deportes

Infantil

A la Carta

Playz