Noticias
Coronavirus

La OMS considera el origen animal del coronavirus como la principal hipótesis y ve "improbable" que sea de laboratorio

RTVE.es / AGENCIAS
6 min.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado este martes su informe final sobre la misión en China para descubrir los orígenes del SARS-CoV-2, el coronavirus que causa la COVID-19. Según sus conclusiones, el escenario más probable es que la transmisión del virus desde los murciélagos a los humanos se produjo a través uno o varios animales intermedios que aún no ha conseguido identificar, al mismo tiempo que ha calificado la teoría de que se escapó de un laboratorio como "extremadamente improbable".


 

El jefe de esa misión de la OMS sobre el terreno, el danés Peter Ben Embarek, ha explicado que las investigaciones sugieren que hubo casos iniciales que no tenían relación con el mercado de Huanan, en Wuhan. Además, también se sabe que en diciembre había una importante transmisión comunitaria del virus que tampoco está asociada a ese mercado. "Había circulación del virus en diferentes partes de la ciudad no relacionadas entre sí", ha manifestado, remontándose a los casos detectados en la ciudad china durante el mes de diciembre de 2019.

Investigación sobre el terreno

El equipo llegó el 14 de enero de 2021 a Wuhan, considerada como la ciudad epicentro de la pandemia, y, tras dos semanas de cuarentena, visitó lugares como el mercado mayorista de mariscos de Huanan, donde se produjo el primer grupo de infecciones conocido, así como el Instituto de Virología de Wuhan, en el que se investiga con varios tipos de coronavirus.

En declaraciones a los Estados miembros de la OMS, el director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha instado a realizar más estudios para conocer mejor los orígenes del virus. "En lo que respecta a la OMS, todas las hipótesis siguen sobre la mesa. Este informe es un comienzo muy importante, pero no es el final. Todavía no hemos encontrado el origen del virus, y debemos continuar siguiendo la ciencia y no dejar ninguna piedra sin remover mientras lo hacemos", ha comentado.

El informe final de la OMS sobre el origen de la COVID-19, publicado tras 28 días de trabajo sobre el terreno de expertos en Wuhan, presenta cuatro posibles teorías sobre la aparición del coronavirus SARS-CoV-2 en humanos, sin descartar ninguna del todo, aunque aclara que algunas de las teorías son más probables que otras.

Origen zoonótico, el más probable

El informe considera "muy probable" que el coronavirus causante de la COVID-19 llegara al ser humano procedente de un animal que presenta coronavirus muy parecidos (seguramente, un murciélago) pero no directamente, sino a través de uno o varios animales intermedios.

Aunque el ADN del SARS-CoV-2 es un 96 % parecido a otro coronavirus detectado en el murciélago de herradura, los expertos consideran que la distancia evolutiva entre uno y otro virus es de "varias décadas", lo que sugiere un "eslabón perdido", posiblemente variaciones formadas en otros animales antes que en el hombre.

Laboratorio, la hipótesis menos probable

El informe directamente no considera la posibilidad de una liberación deliberada del coronavirus, ya descartada anteriormente por otros expertos tras analizar el genoma del SARS-CoV-2. Una liberación involuntaria en laboratorio sí podría ser plausible, ya que "aunque son raros, los accidentes ocurren y varios laboratorios del mundo trabajan con coronavirus", señala el estudio.

El informe indica que el coronavirus de murciélago mencionado, el más próximo al SARS-CoV-2, era estudiado en el Instituto de Virología de Wuhan y que el centro de control de enfermedades de las ciudades se cambió de sede el 2 de diciembre de 2019, un momento en el que los trabajos de laboratorio pueden sufrir perturbaciones.

Sin embargo, el informe señala que los tres laboratorios de Wuhan que estudiaban coronavirus tenían altos niveles de bioseguridad, que no se reportaron incidentes en la mudanza del 2 de diciembre y que ningún genoma en ellos era idéntico al SARS-CoV-2. Todo ello hace "altamente improbable" la teoría del origen de la pandemia en un laboratorio, concluye el informe.

Carne congelada o contagio directo

En un término medio de probabilidad entre las dos teorías anteriores se encuentran otras dos: la transmisión directa desde un animal al hombre o el contagio a través de la cadena alimentaria, quizá por comida congelada que podría incluso provenir de países diferentes a China.

El documento añade que, aunque en algunos países los seres humanos llegan a consumir murciélagos, no hay evidencia directa de transmisión del coronavirus de esta forma, ni se detectó carne de ellos en los mercados de Wuhan.

Sobre la cuarta teoría, que baraja la cadena alimentaria como transmisor, el informe admite que China tuvo en 2020 rebrotes del coronavirus causante de la COVID-19 relacionados con carne congelada procedente de otros países y se ha comprobado que ese y otros coronavirus pueden sobrevivir en temperaturas bajas.

La OMS niega presiones de China

Peter Ben Embarek ha negado que el Gobierno chino les haya presionado para eliminar cualquier aspecto de su informe final. "El equipo internacional nunca fue presionado para eliminar elementos críticos de nuestro informe, redactado en colaboración con los expertos chinos. El informe es algo que todos los científicos del equipo pueden respaldar y han apoyado. Y todos hemos luchado por nuestras ideas y podemos reconocer nuestra huella en este informe", ha defendido.

Embarek ha admitido que "todo el mundo aceptaba que había mucha atención, mucha presión sobre todo este trabajo", porque "el mundo entero estaba mirando". Así, ha reconocido que "por supuesto que hubo presión política de todas partes, también fuera de China".

"Pero creo que fuimos capaces de crear un espacio para la ciencia, de sobra para que los dos grupos de científicos trabajaran juntos. No teníamos nada que ocultar. Así que no hubo ningún problema, trabajando en un entorno abierto. Estoy muy orgulloso del informe", ha remachado el experto.

Países "preocupados" por la opacidad de la OMS

No obstante, tras la publicación del informe de la OMS, Estados Unidos y otros trece países han expresado este martes su "preocupación" por el "retraso" de los resultados y la falta de acceso a la información original recabada. Así, han pedido más "transparencia" en las siguientes fases del estudio, lo que consideran que ayudará a los países a detectar, prepararse y responder mejor a futuras epidemias.

"Es fundamental que los expertos independientes tengan pleno acceso a todos los datos humanos, animales y medioambientales pertinentes, así como a la investigación y al personal implicado en las primeras fases del brote, que sean relevantes para determinar cómo surgió esta pandemia", han señalado en un comunicado emitido por Washington, y que han firmado también Canadá, la República Checa, Dinamarca, Estonia, Israel, Japón, Estonia, Letonia, Lituania, Noruega, Corea del Sur, Eslovenia y el Reino Unido.

Noticias

Televisión

Radio

Deportes

Infantil

A la Carta

Playz