Noticias

Podemos rompe con Sumar y se va al Grupo Mixto en el Congreso una semana después de la apertura de la legislatura

  • La formación morada se separa con sus cinco diputados porque es "imposible" con la coalición liderada por Yolanda Díaz

  • "No podemos hacer política en Sumar", asegura el partido

Félix Donate
6 min.

Podemos ha roto este martes su coalición con el grupo parlamentario de Sumar en el Congreso de los Diputados y ha decidido marcharse con sus cinco diputados al Grupo Mixto menos de una semana después de la apertura de la nueva legislatura.

"Hemos intentado hacer todo lo posible con Sumar, pero es imposible. Por ello pasamos al Grupo Mixto para garantizar nuestra capacidad de hacer política en el Congreso y seguir impulsando las medidas valientes que necesita este país", ha asegurado el diputado de Podemos, Javier Sánchez Serna, en una comparecencia en una sala del Congreso de los Diputados mientras en el interior del hemiciclo intervenía el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, para dar a conocer la labor del Gobierno de España desde que comenzó la guerra en Gaza.

Según Sánchez Serna, este martes "ha faltado la voz" que "con más contundencia condena el genocidio" en el debate que había en la Cámara Baja sobre la guerra entre Israel y Hamás. El partido liderado por Ione Belarra asegura que habían solicitado que fuese ella quien interviniese en el debate, pero según ellos, Sumar no les ha dejado.

Al ser preguntado por si la justificación sobre que es "imposible" trabajar con Sumar tiene que ver con el reglamento que se había elaborado internamente en la coalición para garantizar la unidad de voto, Sánchez Serna ha asegurado que "tiene que ver con que no podemos hacer política en Sumar. Las reglas no son iguales para todos en la coalición" y por ello se separan porque desde Podemos "harán medidas valientes".

"Estamos aquí para hacer cambios valientes y ambiciosos", ha dicho en una breve comparecencia, en la que ha incidido que "seguirán desde las instituciones y las calles trabajando para tener autonomía política".

Este lunes Podemos logró Comisiones en el Congreso gracias a Sumar

Sin embargo, este anuncio llega justo un día después de que se nombraran presidentas y vicepresidentas a varias diputadas de Podemos en las comisiones del Congreso gracias al apoyo favorable, entre otros, de Sumar. Lilith Verstrynge fue nombrada como vicepresidenta de la Comisión de Exteriores, Noemí Santana como presidenta de la Comisión de Derechos Sociales y Consumo y Martina Velarde como vicepresidenta de Justica.

Según fuentes de Podemos, tras la salida de Sumar, no van a perder estas presidencias y vicepresidencias durante "toda la legislatura", pero ya no serán portavoces de Sumar en las comisiones. Belarra era la portavoz titular en la Comisión de Asuntos Sociales.

Desde Sumar, la portavoz del partido en el Congreso, Marta Lois, asegura que "habrá una remodelación" de las Comisiones por "lógica y coherencia" y Lois ha acusado a Podemos de "deslealtad" y de "poner en riesgo" al Gobierno progresista con esta ruptura unilateral.

Además, ha registrado a las 17.38 horas la baja de las diputadas de Podemos que tenían presidencia y vicepresidencias en las comisiones. Según fuentes parlamentarias a TVE, como ya no son miembros de esas comisiones por Sumar, no pueden seguir siendo presidenta y vicepresidentas.

Ahora, la formación de Yolanda Díaz pasará a tener 26 escaños, en lugar de los 31 que consiguieron en las pasadas elecciones de julio tras el acuerdo con Podemos. Un pacto que se formalizó rozando el tiempo límite para concurrir a las urnas y con la salida de Irene Montero de las listas.

Por su parte, fuentes del PSOE aseguran que "Sumar acaba de entrar por registro la baja de esos cinco diputados" y que "como desaparecen de su grupo, caen de las mesas", por lo que entonces se convocará "esas tres comisiones para elegir los nuevos cargos" y el portavoz del PSOE en el Congreso, Patxi López, ha declarado que lo que ha pasado "no es una buena noticia", pero que no cree que las votaciones estén en peligro.

Además, las mismas fuentes socialistas asumen que tendrá que negociar con Podemos, como hace con otras formaciones del Grupo Mixto.

Mientras tanto, la descomposición de Podemos continua. A la dimisión hace dos semanas de anterior secretario de Estado de Derechos Sociales y número dos en la anterior legislatura con Ione Belarra, Nacho Álvarez, por no recibir el respaldo de su partido a ser ministro con Sumar, se le ha sumado la dimisión este mismo martes del secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid y actual teniente de alcalde de Alcorcón, Jesús Santos.

En una carta en redes sociales, Santos ha comunicado que abandona su cargo en la formación morada porque con su dirección tiene "diferencias políticas enormes" y lanza críticas a la actual cúpula de Podemos, dirigida por Belarra. En la misiva, Santos se distancia del "choque total e incomprensible" del hasta ahora su partido con Sumar.

Al poco de conocerse la salida de Podemos de Sumar en el Congreso, Belarra ha publicado un tuit en la red social X en el que ha asegurado que "Podemos llegó a la política española para cambiarlo todo. Hoy, con fuerzas renovadas y las convicciones intactas, tomamos una decisión difícil pero imprescindible para seguir transformando nuestro país. Hace falta una izquierda feminista, ecologista y transformadora. Sí se puede".

¿Cómo funciona el grupo mixto?

Actualmente, en las Cortes hay ocho grupos con nombre propio (PP, PSOE, Vox, Sumar, Junts per Catalunya, Esquerra Republicana, EHB y EAJ-PNV) y el grupo mixto estaría formado desde este martes por ocho miembros, con los cinco de Podemos. Estaban allí previamente UPN, BNG, y Coalición Canaria.

Las intervenciones del Grupo Mixto solo pueden tener lugar a través de un solo diputado y por idéntico tiempo que los demás partidos con nombre propio, siempre que todos los componentes del Grupo Mixto presentes lo acuerden. 

De no existir tal acuerdo, ningún diputado del Grupo Parlamentario Mixto puede intervenir en turno de Grupo Parlamentario por más de la tercera parte del tiempo establecido para cada Grupo Parlamentario y sin que puedan intervenir más de tres diputados. En lugar de la tercera parte, el tiempo será de la mitad y en lugar de tres diputados serán dos, cuando el tiempo resultante de la división por tres no fuera igual o superior a cinco minutos.

Si hay discrepancias respecto quién quiere intervenir, la presidenta del Congreso puede decidir en el momento en función de las diferencias reales de posición, pudiendo denegar la palabra a todos.

Noticias

Televisión

Radio

Deportes

Infantil

A la Carta

Playz