Noticias
Bielorrusia

Astapenka, opositor a Lukashenko: "Las sanciones de la UE deben ser más fuertes y coordinadas con EE.UU."

Miguel Charte
5 min.

La oposición de Bielorrusia pide a la Unión Europea "sanciones fuertes" contra el régimen de Alexandr Lukashenko, mientras la UE discute cómo implementar el acuerdo del pasado lunes sobre un nuevo paquete de medidas para responder al incidente con el avión de Ryanair y la detención del periodista Roman Protasevich y de su acompañante, Sofia Sapega. La líder opositora, Svetlana Tijanóvskaya, exiliada en Lituania, advirtió este miércoles que la UE debía implicarse más para acabar con la "Corea del Norte de Europa".

"Pensamos que las sanciones de la UE deben ser más fuertes y coordinadas con los EE.UU. con otras acciones restrictivas - explica a RTVE.es Vladimir Astapenka - Lukashenko solo entiende palabras de fuerza, no escucha las declaraciones y no reacciona a todas los llamamientos de los líderes políticos y las organizaciones mundiales. La única posibilidad son unas sanciones fuertes. Esas sanciones pueden cambiar su actitud, su política, y pueden apoyar las protestas dentro".

Vladimir Astapenka, exdiplomático y político de Bielorrusia. National Anti-Crisis Management (NAM)

Vladimir Astapenka ocupó puestos de responsabilidad en la diplomacia de Bielorrusia hasta que Alexandr Lukashenko se declaró vencedor en las elecciones de agosto de 2020. Astapenka, como otros miembros del régimen y la oposición, consideró que la ganadora legítima era Svetlana Tijanovskaya y, tras la toma de posesión de Lukashenko, decidió abandonar.

Dejó su cargo de embajador en Argentina y otros países del Cono Sur y se unió al NAM (National Anti-Crisis Management, Centro Nacional de Gestión Anti-Crisis), uno de los grupos que conforman la oposición contra Lukashenko. El NAM, encabezado por Pavel Latushka (otro exalto cargo bielorruso, ministro de Cultura entre 2009 y 2012), tiene su base en Varsovia y forma parte del Consejo de Coordinación, un órgano creada por Tijanóvskaya para aunar a la oposición.

"Consecuencias inesperadas" del incidente del avión

En conversación telefónica desde Varsovia (y en castellano), Astapenka asegura a RTVE.es que la decisión de obligar a aterrizar el avión de Ryanair para detener a Protasevich ha tenido "muchas consecuencias inesperadas para el régimen", que "no estaba preparado para una reacción rápida y efectiva" de la UE.

"El cielo de Bielorrusia está cerrado, las sanciones serán anunciadas pronto. No podemos decir si va a llevar a cambios drásticos en la política del país, pero van a ser una motivación de las protestas en Bielorrusia, porque siguen, pero con condiciones brutales de represión del régimen", asegura.

"Con unas sanciones fuertes el régimen va a quedarse sin recursos y sin fuerza, la gente va a salir a la protesta definitiva y vamos a llegar a un punto de nuevas elecciones", añade.

Bielorrusia recibe nuevas sanciones de la Unión Europea

Vuelven las protestas de blanco

Precisamente este miércoles la líder Tijanóvskaya anunció una nueva ola de protestas. Pero el régimen parece tener la situación controlada: las manifestaciones políticas no son autorizadas y, sin autorización, los participantes se enfrentan a fuertes multas o cargos criminales que pueden conllevar años de cárcel. Lukashenko ha asegurado que la protesta en las calles "ya no es posible".

"No serán necesariamente manifestaciones - explica Astapenka - Por ejemplo, hay una iniciativa de que todos los jueves sean 'Días de blanco', y esperamos que todos los que apoyan [las reivindicaciones] puedan vestirse de blanco y salir a la calle. Imagino que vamos a tener noticias de gente arrestada por llevar ropa blanca".

La oposición interna recurrió a estas "protestas de blanco" tras las elecciones de agosto. Fueron duramente reprimidas pero consiguieron repercusión en los medios internacionales.

Las mujeres de Bielorrusia encabezan las protestas contra Lukashenko

Según el exdiplomático, en Bielorrusia quien lleva unas medias o una cinta del pelo de color rojo y blanco (la bandera usada por la oposición) se arriesga a 2 o 3 años de cárcel.

Astapenka cree que, pese a las dificultades, una mayoría de bielorrusos va a mostrar su respaldo a la principal reivindicación de las fuerzas pro-democracia: "Nada más y nada menos que nuevas elecciones".

Las demandas de la oposición se resumen en tres puntos: terminar la represión y liberar a los presos políticos, actualmente más de 400; acabar con la impunidad de la Policía y las fuerzas del orden; y unas nuevas elecciones presidenciales.

Relaciones con Rusia

Expertos consultados por RTVE, sin embargo, creen que las sanciones contribuyen a consolidar la alianza de Lukashenko con Rusia. Moscú preferiría que otra persona garantizara sus intereses estratégicos en su frontera oeste, pero no encuentra un candidato.

"Claro que Rusia tiene sus intereses - reconoce Astapenka - Estamos muy conectados con Rusia, políticamente, históricamente, económica y culturalmente. No negamos la necesidad de buenas relaciones".

"Pero Lukashenko está muy conectado a Rusia y muy limitado en sus acciones - continúa - Lo que queremos es ver una Bielorrusia soberana y tememos que Lukashenko pueda acceder a las demandas de Rusia para construir, como él mismo ha dicho, 'una unión más fuerte y unida que la unidad dentro de Rusia'".

Astapenka explica que Lukashenko ha tomado medidas para que, en caso de ser destituido, el poder pase a un Consejo de Seguridad, una especie de "junta militar". "Este es su plan por el momento, pero es la gente la que tiene que decidir, idealmente tras unas elecciones".

Los ministros de la UE estudian cómo ampliar las sanciones

Los ministros de Exteriores de la UE se reúnen este jueves en Lisboa, y allí hablarán sobre las sanciones a Bielorrusia. Así lo ha manifestado el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell.

Varios de los ministros se han manifestado a favor de que sean duras y de que afecten tanto a objetivos económicos vitales como al propio presidente Lukashenko.

"Está claro que no nos vamos a contentar con sanciones de pequeños pasos - ha declarado el ministro alemán, Heiko Maas - Nuestro objetivo es afectar significativamente la estructura económica y las transacciones financieras".

Uno de los posibles objetivos pueden ser las exportaciones de potasio -uno de los elementos esenciales para fabricar por ejemplo, fertilizantes o medicamentos- ya que el Bielorrusia es uno de los mayores productores del mundo.

Noticias

Televisión

Radio

Deportes

Infantil

A la Carta

Playz