Noticias
Coronavirus

Italia registra la cifra de muertos más baja de la semana mientras el sur del país teme el fin de las restricciones

RTVE.es / EFE
4 min.

Italia ha registrado este sábado 482 nuevas muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, la cifra más baja de esta semana y la segunda vez que baja de los 500 decesos diarios desde hace más de un mes, por detrás del pasado domingo, cuando fueron 431, según los datos difundidos por la Protección Civil -cuyos responsables solo comparecerán ante los medios dos veces por semana, los lunes y los jueves-.

Sea o no esta reducción de fallecimientos diarios consecuencia del efecto fin de semana, se trata de un dato optimista que se une a la tendencia continuada en las últimas dos semanas de disminución de personas ingresadas en los hospitales (779 menos este sábado, hay 25.007 hospitalizados) o atendidas en unidades de cuidados intensivos (79 menos, por un total de 2.733). Pese a ello, no hay que olvidar que Italia acumula 23.227 fallecimientos con coronavirus y es el segundo país del mundo con más fallecidos, solo por detrás de Estados Unidos.

Los casos totales de contagios desde que se detectó el brote en este país el 21 de febrero se sitúan en los 175.925, lo que supone un aumento de 3.491 infecciones en las últimas veinticuatro horas, en línea con los últimos días.

El número de personas actualmente positivas al test de coronavirus es de 107.771, un aumento de 809, lo que constata la tendencia a la baja en la expansión del virus, pero también un repunte frente a los 305 nuevos casos del viernes.

El sur de Italia teme una apertura -y éxodo- del norte, más afectado

El Gobierno italiano tiene extendido el confinamiento, el bloqueo y las restricciones de movimiento hasta el día 3 de mayo y trabaja ya en diseñar la conocida como "Fase 2", la de la reapertura paulatina del país, identificando los sectores que empezarán a funcionar antes.

En los últimos días algunas regiones del norte italiano como la Lombardía o el Véneto, las regiones más prósperas e industrializadas del país pero también las más azotadas por la pandemia, han pedido al Ejecutivo que acelere la reapertura.

Sin embargo, el temor del sur, manifestado también en otras ocasiones por la región de Apulia, es que la reapertura paulatina del país provoque un éxodo desde el norte y aumente los casos de contagio, poniendo en riesgo el menos eficiente sistema sanitario de la Italia meridional. Uno de los debates es si, una vez que se permita la vuelta al trabajo, se permitirá que la gente cambie de provincia.

Por eso, varias regiones meridionales han pedido mantener las restricciones de movimiento para contener la pandemia, y al igual que las regiones del norte piden atención a sus condiciones, otras como Campania o Calabria advierten de que no están dispuestos a sufrir las consecuencias de la "prisa" y las "presiones" de sus vecinos, y el presidente de la región de Campania, ha adelantado que cerrará sus "fronteras" internas.

"Si las regiones donde los contagios son tan fuertes aceleraran, Campania cerrará sus fronteras. Haremos una ordenanza para prohibir la entrada de ciudadanos procedentes de esas regiones", ha advertido el gobernador, que recuerda que en algunos puntos del literal napolitano se da la mayor concentración de población de toda Europa, con más de mil habitantes por kilómetro cuadrado.

Este sábado se sumó a esta idea la región de Calabria, en la punta de la "bota" italiana, y su presidenta Jole Santelli aseguró que no serán víctimas "de la prisa". "Yo aquí no he abierto nunca. Estamos cerrados desde el 7 de marzo, antes incluso de que lo ordenara el Gobierno [el 9 de marzo], porque hemos tratado de evitar los éxodos", explica la gobernadora conservadora en una entrevista a La Repubblica.

Desde el Gobierno insisten en que la apertura de Italia será poco a poco y por ejemplo ya se permite el trabajo en librerías o tiendas para bebés.
El viceministro de Salud, Pierpaolo Sileri, ha apuntado que en la "Fase 2" las empresas podrán abrir atendiendo a su capacidad de seguir las normas para evitar contagios y adelantó que los cines o los teatros serán los últimos en volver a la normalidad.

En todo caso, el primer ministro, Giuseppe Conte, pretende poner orden reuniendo a los representantes de todas las regiones para abordar los pasos de la reapertura gradual del país a partir del 4 de mayo, cuando deberían expirar las restricciones y el confinamiento, en tanto que el Ejecutivo estudia lanzar una aplicación para rastrear los contactos de las personas que resulten positivas al coronavirus, una herramienta que primero deberá ser experimentada en varias zonas del país.

Noticias

Televisión

Radio

Deportes

Infantil

A la Carta

Playz