Noticias
Barómetro CIS

El 47,8% de los españoles desconfía de la gestión del Gobierno con el coronavirus y el 91% pide "grandes acuerdos"

JOSÉ Á. CARPIO
9 min.

La pandemia del coronavirus, que en España ha provocado el confinamiento de todos los ciudadanos desde hace un mes y la declaración del estado de alarma por parte del Gobierno, se ha colocado de forma tan inmediata como inevitable como primera preocupación nacional en el mes de abril, según el barómetro especial del mes de abril publicado este miércoles por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Y en el actual contexto, casi la mitad de los ciudadanos, piden respuestas políticas. El 47,8% sienten "poca" o "ninguna" confianza por la gestión del Ejecutivo, mientras que nueve de cada diez, el 91%, quiere que cuando se supere la pandemia de la COVID-19 se haga un "esfuerzo especial" para afrontar la crisis económica mediante "grandes acuerdos" entre los partidos políticos.

El CIS, presidido por el exdirigente socialista José Félix Tezanos, publica este miércoles un barómetro especial adelantado diez días a lo que suele ser habitual, que se difunde cuando se cumple justo un mes del confinamiento decretado por el Gobierno. En este barómetro, realizado mediante una encuesta telefónica a 3.000 personas, a las habituales preguntas sobre preocupaciones e intención de voto, se han añadido algunas preguntas específicas sobre la gestión de la crisis del coronavirus, prácticamente una entrevista ad hoc para conocer la opinión pública sobre la gestión en esta crisis.

División sobre la gestión del Gobierno y anhelo de unidad política

Los ciudadanos evalúan la política que el Gobierno de coalición está impulsando para frenar la pandemia, y aquí los españoles se muestran completamente divididos en dos bloques. La gestión del Ejecutivo merece "poca" o "ninguna" confianza para el 47,8% de la población frente al 46,5% al que le suscita "mucha" o "bastante" confianza, por un 4,8% que la califica de "regular".

En comparación con las opiniones del barómetro de marzoel coronavirus ha decantado a un lado o a otro a los más tibios con el Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos: hace un mes, la gestión del Gobierno era calificada de "buena" o "muy buena" por el 22,8%, de "regular" para el 34,2% y "mala" o "muy mala" para el 33%.

Apoyo mayoritario a los pactos políticos que propone Sánchez

Pero también se trasluce con claridad el anhelo de los ciudadanos de una salida política consensuada a los efectos de la pandemia. Una mayoría casi unánime del 91,4% de los españoles quiere que cuando se supere la pandemia de la COVID-19 se haga un "esfuerzo especial" para afrontar la crisis económica mediante "grandes acuerdos", como propone Pedro Sánchez aludiendo a unos nuevos Pactos de la Moncloa o un Pacto de Reconstrucción tras la pandemia, frente a un 6,2% que defiende que cada partido plantee sus propias alternativas.

Casi el mismo porcentaje, un 87,8%, piensa también que en este momento los partidos y la oposición deben "apoyar al Gobierno y dejar las críticas para otro momento", mientras que solo un 10% de los encuestados apunta que las fuerzas políticas "deben continuar haciendo todas las críticas que consideren oportunas".

Por otra parte, al 54,5% de los españoles le gustaría tener más información por parte del Gobierno y los responsables -el 43,4% cree que la información que se está dando es "suficiente"-.

Y en cuanto al papel que en esta materia deben desempeñar los gobiernos de las comunidades autónomas, el 73,3% manifiesta que todas las medidas deben ser adoptadas por el Gobierno central, frente a un 20,7% que dice que las deberían tomar los Ejecutivos autonómicos. Además el 88,5% cree que ante casos como esta pandemia hay que atenerse a lo que digan los expertos, mientras que el 9,2% piensa que los gobiernos deberían ser capaces de tomar las decisiones por su cuenta.

El CIS también pregunta en este barómetro de abril por la situación económica al margen de la Covid-19 (algo difícil de escindir con los datos y pronósticos económicos derivados de esta crisis y que se van conociendo en forma de pérdida de empleo, ERTEs y caída del PIB), y el 52,8% la considera "buena" frente al 26,3% que la considera "mala". Sin embargo, de aquí a un año, el 53,7% opina que será "peor" frente al 26,5% que cree que mejorará.

El coronavirus desbanca al paro como principal problema

El coronavirus SARS-CoV-2 y la enfermedad que provoca, la Covid-19, se han convertido en el protagonista único de la información y el espacio público, por lo que su prominencia se ha disparado y la pandemia aparece citada como un problema en el 49,3% de los cuestionarios, frente al 3,5% que la identificaba como tal en el barómetro de marzo, realizado poco antes de la declaración del estado de alarma.

Está claro que para los españoles, la salud y la respuesta sanitaria a la enfermedad de este coronavirus es lo primero. Los problemas económicos figuran en un 39,1% de las respuestas, creciendo 10,5 puntos respecto al mes anterior, y el paro, que encabezaba la lista de forma ininterrumpida desde hace años, cae a la tercera plaza con un 36% de menciones, con un descenso de 22 puntos en un mes, de acuerdo con este sondeo realizado telefónicamente ante la imposibilidad de realizar las habituales entrevistas a domicilio.

En cuarto lugar se sitúa el mal comportamiento de los políticos, el mayor problema para el 20,9%, aunque la suma de todas las respuestas que definen a la política y los políticos como problema se eleva al 47,2%, dos puntos más que hace un mes.  En quinto lugar, la sanidad en términos generales preocupa al 19,6% de los encuestados, dos décimas menos que en marzo.

En comparación, problemas como la corrupción y el fraude y la independencia de Cataluña están en auténtico declive de su protagonismo en la situación actual que atraviesa el país.

14 horas - El 90% de los españoles llevan bien el confinamiento y más de la mitad apoya endurecerlo - Escuchar ahora

El CIS pregunta si es necesario "restringir y controlar las informaciones"

El barómetro especial del CIS ha incluido también una polémica pregunta que plantea una disyuntiva sobre la libertad de información y una eventual censura, en la que se inquiere a los ciudadanos si creen que en este momento habría que "prohibir la difusión de bulos e informaciones engañosas y poco fundamentadas por las redes y los medios de comunicación social", pero mezcla en el enunciado esta cuestión con la libertad de información y el control oficial de esta.

Es la pregunta seis del cuestionario"¿Cree usted que en estos momentos habría que prohibir la difusión de bulos e informaciones engañosas y poco fundamentadas por las redes y medios de comunicación social, remitiendo toda la información sobre la pandemia a fuentes oficiales, o cree que hay que mantener la libertad total para la difusión de noticias e informaciones?"

El CIS pregunta si es necesario "restringir y controlar" la información sobre el coronavirus. EFE

Una invitación que los encuestados recogen favorablemente, porque dos de cada tres ciudadanos (el 66,7%) serían partidarios de "restringir y controlar las informaciones, estableciendo solo una fuente oficial de información" frente al 30,8% que cree que "no debe restringirse ni prohibirse ningún tipo de información". Solo un 2,5% de los encuestados no supo o no quiso responder a esta pregunta, que ofrecía dos opciones de respuesta cerradas.

Esta pregunta ha causado el rechazo del gremio periodístico y la polémica política, que ha arreciado las críticas al CIS. El PP ya ha solicitado la comparecencia parlamentaria del responsable de la institución, José Félix Tezanos. "Nos preocupa esta espiral bolivariana que pone en peligro los derechos y libertades. Ponemos pie en pared porque por aquí no pasamos", ha declarado el portavoz de Justicia del Grupo Popular en el Congreso, Luis Santamaría.

En Vox, el portavoz del partido, Jorge Buxadé, acusa al CIS de haberse unido "al golpe institucional" a principios democráticos esenciales, entre los que cita "el pluralismo político, el control al Gobierno y la libertad de prensa y de expresión". En Ciudadanos, la secretaria general, Marina Bravo, ha afirmado que "si el Gobierno quiere combatir la desinformación, debe empezar por aparcar improvisaciones y globos sonda y dejar de utilizar el CIS para desacreditar las críticas en su gestión" de la Covid-19.

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha rechazado que se plantee esta posibilidad de control informativo, que considera "impropia de un sistema democrático".

"La FAPE rechaza la alternativa que propone la pregunta: o circulación libre de bulos o control de la información por el gobierno. Ni una cosa ni la otra", ha explicado a Europa Press el presidente de la FAPE, Nemesio Rodríguez. "En lugar de aspirar a controlar la información, los gobiernos tienen que hacer pedagogía: enseñar a los ciudadanos cómo desenmascarar los bulos y alertarles de que puede haber consecuencias penales en la elaboración y difusión de determinados bulos", ha argumentado.

El 40%, partidario de un confinamiento más estricto

Al margen de esta cuestión que ha suscitado polémica, el CIS también hace una serie de cuestiones a nivel personal por cómo se está viviendo esta crisis. El 95,9% afirma estar muy o bastante preocupado por la situación actual sobre el coronavirus Covid-19, si bien el 76,5% se siente muy o bastante optimista en cuanto a la victoria de la sociedad frente a esta crisis sanitaria, frente al 18,6 que está poco o nada convencida de que se pueda conseguir acabar con la pandemia.

El 91% de los ciudadanos afirma que personalmente está llevando "razonablemente bien" (64,9%) o "muy bien" el enclaustramiento en su hogar, por un 3,1% que reconoce llevarlo "regular" y un 5,5% que lo lleva "bastante mal" o "muy mal".

Por otro lado, el 97,3% cree que las medidas que se han adoptado en España son "necesarias" o "muy necesarias", y el 39,1% cree que se deberían tomar aún medidas más estrictas.

En concreto, preguntados sobre esta cuestión, el 57,7% de los españoles iría más lejos con el confinamiento, y está de acuerdo con que "en España no se permitiese salir a la calle y que las medicinas y suministros alimentarios se llevaran a las casas por personal especializado, como se ha hecho en China".

La encuesta de este barómetro especial se ha realizado por teléfono a 3.000 personas del territorio nacional entre el 30 de marzo y el 7 de abril. Es decir, las preguntas comenzaron dos semanas después de la puesta en marcha del estado de alarma, un tiempo en el que el Gobierno amplió la situación de emergencia prohibiendo las actividades económicas no esenciales hasta que terminara la Semana Santa.

Noticias

Televisión

Radio

Deportes

Infantil

A la Carta

Playz