Noticias
Coronavirus

¿Qué recomendaciones debo seguir para reincorporarme al trabajo en plena pandemia del coronavirus?

Carlos Villanueva
5 min.

Ante la inminente reincorporación de trabajadores no esenciales prevista para este lunes, el Gobierno ha publicado una "Guía de buenas prácticas en los centros de trabajo" para evitar el contagio de coronavirus.

En ella se establecen una serie de recomendaciones que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha explicado en la comparecencia de este sábado.

Además de favorecer y priorizar el teletrabajo siempre que sea posible, Illa ha incidido en que, como medida primordial, no deben incorporarse a su puesto personas que hayan tenido síntomas, "por leves que sean". Tampoco personas que hayan estado en contacto con personas con síntomas o diagnosticados por COVID-19, ni tampoco quienes pertenezcan a grupos de riesgo, como pueden ser los mayores de 65 años, embarazadas o aquellas que padezcan afecciones de tipo cardiológico o pulmonar. En estos casos, Illa ha informado de que se facilitará la baja médica.

El titular de Sanidad ha recordado que quienes sufran algún tipo de síntoma deben contactar con los servicios médicos correspondientes "y no incorporarse hasta confirmar que no hay peligro para ellos ni sus compañeros". En otro comunicado publicado en la web de Moncloa se recuerda, además, la existencia de un decálogo de actuación para estos casos.

El ministro ha insistido en que debemos acostumbrarnos a los nuevos hábitos de comportamiento, evitando los saludos y el contacto físico. Además, se deben mantener las consabidas medidas de higiene así como aplicar en el hogar las recomendaciones de seguridad.

Priorizar el teletrabajo o el transporte privado y mantener distancias interpersonales y medidas de higiene. Esas son algunas de prácticas que recomiendan las autoridades para la inminente reincorporación de trabajadores de actividades no esenciales.

Priorizar el transporte individual

Siempre que sea posible, Sanidad pide que se priorice el desplazamiento "mediante las opciones que mejor garanticen la distancia interpersonal de, como mínimo, un metro e, idealmente, dos metros". Así pues, se debe evitar el empleo de transporte público en los casos en que sea viable.

En los desplazamientos que se hagan andando, en bicicleta o vehículo privado, "no es necesario el uso de mascarilla, puesto que está garantizada la distancia interpersonal mínima".

Sin embargo, aquellos que acudan al lugar de trabajo en turismo deben tener en cuenta las medidas de higiene, como desinfectar el interior del vehículo o evitar que viaje más de una persona por fila de asientos. Lo mismo ocurre con taxis y otros transportes compartidos.

En aquellos casos en los que sea necesario el empleo de transporte público, se debe respetar siempre la distancia interpersonal de seguridad. Sanidad recomienda, además, el uso de mascarillas higiénicas, no médicas.

Ya de regreso al hogar, Sanidad recomienda dejar el calzado en la puerta, desinfectar los objetos usados en el exterior y separar la ropa en una bolsa, sin sacudirla previamente.

Hábitos de seguridad en el centro de trabajo

Tal y como se detalla en las publicaciones del Gobierno, Illa ha explicado que tanto la entrada como la salida del puesto de trabajo, así como la estancia, deben organizarse de manera que se garantice la distancia interpersonal, evitando siempre las aglomeraciones. En las zonas de vestuarios se debe garantizar también el distanciamiento y la disponibilidad de taquillas individuales para la ropa.

Sanidad publica una guía de buenas prácticas para la reincorporación laboral

Los establecimientos abiertos al público han de implementar "medidas para minimizar el contacto entre trabajadores y clientes o público", como la colocación de mamparas o elementos físicos.

Además, habrá que limitar el aforo máximo estableciendo, cuando sea posible, mecanismos de control de acceso. Y, en los casos en que no sea posible, las empresas deberán facilitar los equipos de protección individual.

En cuanto al acondicionamiento del lugar, las autoridades recomiendan la ventilación periódica, una temperatura de entre 23 y 26º C y reforzar la limpieza de filtros de aire. Del mismo modo, insisten en la necesidad de disponer de dispensadores de jabón, desinfectante y papel, así como reforzar las tareas de limpieza y desinfección de estancias y superficies.

El área de trabajo se debe limpiar después de cada turno y se debe garantizar una protección adecuada al personal de limpieza: mascarillas y guantes de un solo uso, siendo recomendables los de vinilo / acrilonitrilo o de látex, en cuyo caso se aconseja emplearlos sobre guantes de algodón. Una vez despojados de guantes y mascarilla, las personas encargadas de la limpieza deben lavarse las manos con agua y jabón entre 40 y 60 segundos.

Aquellas personas que empleen uniformes de trabajo o atuendos similares deben trasladarlos embolsados y cerrados para después someterlos a un lavado entre 60 y 90 grados. Sanidad recomienda la disposición de papeleras o contenedores con tapa para el desecho de papel de secado de manos, mientras que el material de higiene personal se ha de depositar en la "fracción resto" (conocida coloquialmente como basura orgánica).

Los pañuelos o productos empleados por un trabajador que presente síntomas mientras está en su puesto de trabajo se deberán depositar en una bolsa de basura colocada, a su vez, en una segunda bolsa, cerrada y depositada en la basura orgánica.

Noticias

Televisión

Radio

Deportes

Infantil

A la Carta

Playz