Noticias
Cataluña

Una nueva noche de disturbios en Barcelona acaba con cargas, barricadas y al menos 44 heridos

  • Tras la multitudinaria manifestación pacífica, se ha desarrollado una tensa protesta en Via Laietana

  • Cuatro agentes han resultado heridos en los enfrentamientos, entre ellos, un mosso grave

RTVE.es
4 min.

Nueva noche de tensión en Barcelona tras una protesta frente a la Jefatura de la Policía Nacional en la Vía Laietana convocada por los Comités de Defensa de la República (CDR) en la que los agentes antidisturbios de los Mossos d'Esquadra han cargado contra los manifestantes después de que estos hayan lanzado pelotas, botellas, latas, huevos y pintura a los furgones policiales. La noche ha acabado con barricadas, algún fuego y lanzamiento de pirotecnia hacia los agentes.

Al menos 44 personas han resultado heridas en Barcelona, según ha informado los servicios sanitarios de emergencia de la Generalitat, que ha añadido que han atendido a dos personas más en Mataró.

Entre los heridos, hay veinticinco efectivos de los Mossos d'Esquadra, uno de ellos de gravedad al caer de un vehículo policial, según fuentes policiales. Las mismas fuentes han informado a EFE de que en los incidentes se produjeron daños a cinco vehículos policiales.

La Conselleria de Salut, por su parte, ha señalado que dos personas permanecen ingresadas en estado menos grave en el Hospital el Mar de Barcelona. Otras cuatro personas siguen hospitalizadas en la ciudad como consecuencia de los incidentes ocurridos la semana pasada tras la sentencia del "procés". 

Hay, además, al menos siete detenidos, que elevan a 206 los arrestados en Barcelona desde que comenzaran las jornadas de protestas tras la sentencia del 'procés'.

Algunos manifestantes han agredido a los Mossos en Via Laietana y se han vivido momentos de tensión.

Un grupo de manifestantes- 10.000 según la Guardia Urbana- se ha congregado en la Via Laietana en torno a las 19:30 tras la manifestación pacífica desarrollada en Barcelona convocada por entidades soberanistas para pedir la libertad de los líderes independentistas y defender el "derecho de autodeterminación". La Via Laietana se ha convertido en el epicentro de los enfrentamientos entre los manifestantes y la policía.

Decenas de miles de personas se han vuelto a manifestar este sábado en Barcelona para protestar contra la sentencia del 'procés' dictada por el Tribunal Supremo, exigir la "libertad de los presos políticos" y para reivindicar el "derecho de autodeterminación".

Tras una semana de calma y sin incidentes después de cinco noches consecutivas de disturbios, este sábado ha vuelto la violencia a las calles, aunque no se ha repetido la virulencia de noches pasadas. Aunque la intensidad de estas protestas callejeras ha sido, por tanto, menor, se ha vuelto a repetir la imagen de los enfrentamientos con los agentes desplegados en la zona, carreras de manifestantes con el rostro cubierto huyendo de furgones y contenedores ardiendo.

Los CDR habían llamando este sábado a devolver las "pelotas" lanzadas por la policía en los días de protestas más intensos. "Catalunya antifascista", "Fuera las fuerzas de ocupación" o "Hijos de Franco" han sido algunos cánticos que han coreado los concentrados.

Cargas tras el lanzamiento de todo tipo de objetos a los agentes

Durante un par de horas los manifestantes han lanzado numerosos objetos a los vehículos policiales situados en la primera línea y después de que un grupo de encapuchados tirara las vallas que les separaba de los agentes y se encararan con ellos, los Mossos han salido de las furgonetas y han cargado contra ellos, lanzándoles en algunos casos proyectiles de 'foam'.

Un grupo de jóvenes, unos con caretas y otros encapuchados, han tratado incluso de abrir el portón trasero de un furgón policial y arrancar la matrícula.

Algunos de los agentes se han visto acorralados en algún punto de la tensa noche por grupos de manifestantes, que les lanzaban objetos y dado patadas.

Pasadas las 22:00 horas, los Mossos d'Esquadra han despejado la Via Laietana con nuevas cargas y los manifestantes se han dispersado por el centro de Barcelona hasta la plaza Urquinanona y hacia otros puntos, tras lo cual algunos de ellos han prendido fuego a contenedores situados en el Paseo de Gràcia y montado barricadas. En torno a las 00:00 la situación se ha tranquilizado y la policía daba por cerrada una nueva jornada de protestas en Cataluña.

Con cargas y avanzando con los furgones, los agentes han empujado a los manifestantes hacia la Plaza Urquinaona, dejando Via Laietana, prácticamente vacía.  Tras la marcha multitudinaria y pacífica de la tarde, un grupo de manifestantes convocados por los CDR han cortado la Vía Laietana de Barcelona y ha lanzado botellas, huevos, latas, pintura y pelotas de plástico a los furgones policiales frente a la Jefatura Superior de Policía Nacional. 

Noticias

Televisión

Radio

Deportes

Infantil

A la Carta

Playz