Noticias

Cuando Hollywood se instaló en Madrid y las estrellas del cine iluminaron la Gran Vía

  • Una exposición recoge la enorme huella que dejaron los mitos del cine

  • "Es la celebración de la presencia de Hollywood en Madrid", dice la comisaria

  • Mad About Hollywood se exhibe hasta el 14 de octubre en Sala El Águila

Rafael Muñoz(@Munoz_Rafa)
5 min.

Aterrizaban en Barajas a pie de pista junto a una nube de fotógrafos y periodistas que luego seguían sus pasos por la ciudad, desde la mañana hasta altas horas de la noche. Madrid fue un imán para el Hollywood en las décadas de los 50 y 60 del siglo XX, y un apasionante escenario en el que los hoy mitos del cine rodaron una pequeña parte de sus vidas. La ciudad ahora desempolva sus recuerdos y saca a la luz imágenes y vídeos de aquellos años para hacer “una celebración de la presencia de Hollywood en Madrid”, dice Esperanza Claver, comisaria de la exposición 'Mad About Hollywood' que se exhibe en la Sala Águila.

Rita Hayworth en el Hotel Ritz (1950) Fondo Fotográfico Gerardo Contreras

“El cine estaba amenazado por la televisión y era necesario hacer superproducciones en color que precisaban de escenarios espectaculares”, dice Claver. Madrid ofrecía paisajes maravillosos y un importante patrimonio cultural en el que poder rodar, además contaba con experiencia, muy buenos profesionales repartidos en cinco estudios y un gobierno colaborador. Pero también buenas comunicaciones, hoteles, restaurantes, salas de fiesta y tablaos. ”Había un ambiente cosmopolita con una vida social intensa que comenzaba en el hotel Hilton y terminaba en El Corral de la Morería”.

La muestra cuenta con 148 fotografías que nos permiten ver a Marlene Dietrich descender del avión y posar en la escalerilla a pie de pista, observar a Grace Kelly rezando en Los Jerónimos o acompañar aAudrey Hepburn de compras a Mantequerías Leonesas. Fueron muchas las estrellas que pisaron Madrid para rodar, cantar o presentar una película, y casi todos sus pasos los captaron fotógrafos como Gerardo Contreras y Martín Santos Yubero pero también de Gianni Ferrari, autor de la secuencia de imágenes de Hepburn en la tienda. “Me la encontré por casualidad y le pedí permiso y estuve unos diez minutos a su lado", recuerda el fotógrafo que ha asistido a la inauguración.

Las actrices Sara Montiel y Maureen O' Hara (Agosto de 1963) Archivo de El Corral de la Morería.

Dice Claver que "algunos viajan a Sunset Boulevar o Via Veneto para ver estrellas pero que nosotros solo tenemos que recorrer la Gran Vía". Basta con cerrar los ojos para poder imaginar a Charlton Heston en el estreno de El Cid que se hizo en el cine Capitol en 1961. O a Sara Montiel y George Cukor en el Palacio de la Música, en 1950, para asistir al estreno de La costilla de Adán.

Claver, una de las voces más respetadas en el mundo de la moda, hace guiños a los talleres que esos años vistieron a las estrellas. En la exposición se puede ver a las actrices más glamurosas y fascinantes saliendo de la casa Balenciaga, recorriendo Galerías Preciados o gastando en la tienda de Loewe de Gran Vía. Entre ellas, Ava Gardner.

Luis Miguel Dominguín con Ava Gardner y su hermana Bappie al salir de la plaza de toros de Las Ventas el 1 de mayo de 1954. Fondo Fotográfico de Martín Santos Yubero. Archivo de la Comunidad de Madrid.

Ava, el animal más bello del mundo, también se enamoró de Madrid y por eso la muestra remarca su intensa vida en una ciudad a la que estuvo muy vinculada desde 1950 hasta 1968. En Madrid trabajó y vivió .Exprimió lo que ofrecía la ciudad con ganas y dejó una huella imborrable que ahora puede verse en imágenes que la sitúan con Lola Flores en el bautizo de Antonio, el hijo mediano de la artista, pero también en Las Ventas, en la coctelería Chicote... “Son imágenes que retratan su día a día, la cotidianidad del Star System en Madrid”, dice Claver.

La actriz formó parte de la sociedad madrileña, como recoge la portada dela revista Primer Plano, que lleva su imagen en portada en su edición del 26 de octubre de 1962, ejemplar que también puede verse en esta muestra.

Olivia de Havilland aterriza en Madrid en mayo de 1954 para el rodaje de 'La princesa de Éboli'. Fondo Fotográfico de Gerardo Contreras. Archivo Regional de la Comunidad de Madrid

Pero la exposición va más allá y pone en valor Madrid como escenario para importantes producciones. Samuel Bronston, que llegó a la ciudad en 1958, firmó películas inmortales como Rey de Reyes, El Cid, 55 días en Pekín, La caída del imperio romano o El capitán Jones, con Bette Davis. La actriz interpreta a Catalina de Rusia y ahora se la puede ver con un imponente vestido diseñado por Pedro Rodríguez sentada en un trono instalado en una sala del Palacio Real de Madrid. A su lado se aprecianimágenes asombrososas, como la que muestra el estanque de El Retiro que se vació para instalar los decorados de El fabuloso mundo del circo. También de Bronston.

Audrey Hepburn de compras en Madrid (1966) Gianni Ferrari/Cover/Getti Images

Además se puede disfrutar de momentos mágicos: la entonces princesa Sofía con Sofía Loren en el set de La Caída del imperio romano instaladoen Las Matas, Audrey Hepburn y Mel Ferrer en los estudidos de Radio Nacional, Orson Welles en la travesía del Nuncio con su mujer Paola Mori y su hija Beatrice (imagen que se exhibe por primera vez en España) o la estación de Delicias convertida en uno de los decorados de Doctor Zhivago. Era 1965. Hoy, 53 años después, aquella secuencia puede revivirse a unos pocos metros, en el lugar que ahora acoge el archivo regional en el que descasaban hasta ahora muchas de estas fotografías, la mayoría inéditas.

La exposición está instalada allí hasta el 14 de octubre y despuésrecorrerá otros espacios de la Comunidad de Madrid porque, como para el consejero de cultura, Jaime de los Santos, “habla de cine pero también de la riqueza patrimonial que tenemos y pone en valor la riqueza cultural y el turismo”.

Noticias

Televisión

Radio

Deportes

Infantil

A la Carta

Playz