Literatura

El tedio de la vida burguesa de 'Tesis para una domesticación', la novela de Camila Sosa

Noticia   Página Dos  

  • Tras el éxito de su icónica Las malas, traducida a veinte idiomas, Camila Sosa presenta una novela sobre el desencanto del éxito

  • Tesis sobre una domesticación reflexiona sobre la lucha LGBTIQ+ y su relación con los modelos de vida conservadores

MARTA DOMINGUEZ | PÁGINA DOS
2 min.

A la protagonista de Tesis de una domesticación (Tusquets), la nueva novela de Camila Sosa, le dijeron desde pequeña a todo lo que debía aspirar: la estabilidad económica, el éxito profesional, una casa, una pareja, hijos... Pasan las décadas y, después de mucho esfuerzo, logra ser una exitosa actriz de teatro. Ya lo tiene todo. Pero no es feliz. La apacible vida burguesa se le antoja aburrida y contradictoria.

La escritora

Camila Sosa Villada (1982, Córdoba) estudió Comunicación Social y Teatro en la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina. Tras su debut con un poemario, un ensayo y un libro de relatos, se estrenó en la novela con Las malas, traducida a veinte idiomas. En ella hablaba de la vida de una comunidad de travestis de Córdoba «y de las dos facetas trans», cuenta Sosa, «que más repelen y aterran a la sociedad bienpensante: la furia travesti y la fiesta de ser travesti.» Su nueva novela es una suerte de continuación indirecta de aquellas vidas. Una de ellas puede cruzar al lado prohibido, el lado del éxito de la clase media.

Camila Sosa, la nueva voz de literatura trans en Argentina

El desencanto del éxito

La protagonista de Tesis de una domesticación (Tusquets) es una actriz y trans que, al contrario que la mayoría de sus compañeras, ha podido conquistar un éxito normalmente vetado a todo lo que se aparta del camino normativo. Ha accedido a las instituciones del mundo tradicional: la familia, el matrimonio, el hogar y la profesión. En esa vida rutinaria y segura la protagonista sigue abrumada por la culpa y la contradicción.

El éxito de la actriz ha llegado después de muchos años de duro esfuerzo. Ahora los fans la acusan de haber cambiado; de ser más fría y arrogante. Así se cuenta en la novela: «Mucho tiempo trabajó para la fidelidad del público. Luego se cansó y ya no agradeció más. No dio más notas. Fue cuando comenzó a ganar montañas de dinero.»

La felicidad es un sentimiento un poco estúpido

La protagonista, pues, lo tiene todo para alcanzar la plenitud, pero no es feliz. Óscar López, presentador de 'Página Dos', pregunta a Camila Sosa sobre esa obsesión, tan propia de la sociedad actual. La escritora responde: «La felicidad es como la belleza; no hace nada, no crea nada, está simplemente ahí. Es un sentimiento un poco estúpido».

Noticias

Televisión

Radio

Deportes

Infantil

A la Carta

Playz