Televisión

¿Cómo proteger tu privacidad en redes Wifi? Estos son los errores más comunes

RTVE PLAY
3 min.

Acceder a una red Wifi pública es más habitual de lo que nos imaginamos, pero acarrea varios riesgos relacionados con la seguridad. Uno de los principales peligros es la posibilidad de que sea un punto de acceso malicioso configurado por cibercriminales. Estas redes imitan las legítimas para engañar a los usuarios y hacer que se conecten a ellas. Una vez dentro, los atacantes pueden interceptar y monitorizar el tráfico de datos, robando información sensible como contraseñas, correos electrónicos y datos financieros. La falta de cifrado también puede permitir el fácil acceso a los delincuentes para interceptar la comunicación entre el individuo y los servicios a los que está accediendo.

Otro riesgo significativo es la posibilidad de que dispositivos conectados a la misma red puedan estar comprometidos. Los cibercriminales pueden explotar vulnerabilidades en la configuración de la red o en los propios dispositivos para acceder a archivos personales, instalar malware o ransomware y controlarlos de forma remota. Además, las redes Wifi de acceso público suelen ser menos seguras que las privadas porque a menudo no requieren contraseñas complicadas o utilizan métodos de autenticación y cifrado mucho más débiles. En la nueva entrega de La tirita digital te contamos cómo evitar este tipo de situaciones. ¡No te lo pierdas!

La tirita digital - Que no te líen - Seguridad en redes WiFi: protege tu conexión - Ver ahora

¿Qué riesgos tiene conectarse a una red Wifi de acceso público?

Cuando nos conectamos a la red de un aeropuerto, de un hotel o de una tienda, a veces pensamos que estamos conectados a la red de nuestra casa, pero no es así. Utilizar un Wifi público supone riesgos que hay que conocer, como la posibilidad de estar proporcionando el acceso a nuestros datos, contactos o rutinas a los ciberdelincuentes. Además, existe el riesgo de que esta red infecte nuestro dispositivo con un virus para robar nuestras contraseñas, cuentas bancarias o información sensible. En algunas ocasiones las redes no están cifradas y de esta manera, el riesgo de acceso a nuestra privacidad es mucho mayor.

Siempre que nos conectamos a una Wifi de estas características, debemos comprobarla para que no sea maliciosa y verificar los datos que nos piden. Pero... ¿Qué son exactamente las redes maliciosas? Cuando nos estamos conectando a la red de una cafetería, a priori no pensamos que nos vaya a poner en peligro. Nos saldrá una pestaña, pondremos nuestro e-mail y pensaremos que estamos conectados. Sin embargo, detrás de todo esto se puede esconder una red criminal que espía todo lo que hacemos. Por eso es importante tener en cuenta algunos trucos.

Según José Luis Díez, consultor y tecnólogo para educación y transformación, una buena recomendación es la de tener una cuenta de correo para registrarnos en estos sitios: "Existen sistemas de correo que son absolutamente virtuales. Se crea la cuenta en el momento para el que lo necesitas y luego desaparece. Además, podemos ocultarnos con una VPN o servicio proxy para que nadie sepa que somos nosotros cuando estamos navegando".

¿Es mejor ir con el Wifi encendido o apagado?

Al margen de contar con una VPN, los expertos recomiendan que tengamos nuestros dispositivos protegidos con antivirus y las aplicaciones móviles actualizadas. Además, debemos acceder a las páginas con el conocido "HTTPS" para asegurarnos de que son redes seguras. Ahora bien, ¿es mejor ir con el móvil conectado a una red Wifi? Tal y como afirma José Luis, "es mucho mejor ir con la Wifi apagada que encendida, pero al final nos damos cuenta de que un montón de servicios requieren que la tengas encendida, aunque solo sea para saber dónde estás". "Mi consejo", continúa explicando, "es no tanto estar apagándola y encendiéndola, sino el mantener siempre actualizado nuestro dispositivo".

Noticias

Televisión

Radio

Deportes

Infantil

A la Carta

Playz