Televisión

'Goldeneye', la película que quiso matar al James Bond más rancio y sexista, una reliquia del pasado

RAFAEL MUÑOZ(@MUNOZ_RAFA)
7 min.

Licencia para matar se estrenó en 1989 y durante años no supimos nada de James Bond, que pasaba por sus horas más bajas y se decía de él que era algo obsoleto, rancio, casposo, que era una antigualla... La sociedad había evolucionado y los gustos también, pero parecía que 007 seguía anclado a su propio universo. Pero todo cambió con GoldenEye, que se anunció para 1995 (el espacio de tiempo más largo entre dos películas de Bond desde su inicio en 1962). Las películas que se hacían entonces eran muy diferentes a las de los 80, con un auge muy potente del cine francés y voces tan interesantes como Kiarostami, Manchevski, Egoyan, Tavernier y Oliveira. El thriller estaba de moda, pero se hacía de una manera más moderna y seductora. Seven arrasó ese año y compartió aplausos con cintas como Casino, Leyendas de pasión, Los puentes de Madison. ¡Hasta Clint Eastwood tenía su lado romántico! Por eso la fama de seductor de James Bond parecía algo del pasado.

Los productores, conscientes de que se la jugaban, decidieron dar un giro a la saga. Timothy Dalton había rodado dos películas como 007 y el contrato que había firmado era para tres películas con posibilidad de hacer una cuarta. En 1990 se dijo que la nueva entrega estaba en marcha, pero nunca se rodó debido a que no hubo acuerdo entre las productoras. En 1993 se anunció la preparación de GoldenEye y todos esperaban que Dalton fuera el protagonista. Pero no. En un giro de guion, el actor anunció que no se sentía motivado y que dejaba el camino libre para otro. De ese 'otro' se habló mucho y se llegó a decir que podría ser Mel Gibson, pero finalmente el papel fue para Pierce Brosnan. El actor, nacido en Irlanda, fue el cuarto 007 que no era inglés: Sean Connery era escocés, George Lazenby es australiano y Timothy Dalton es galés. Brosnan era mundialmente famoso por la serie de detectives Remington Steele y había recibido buenas críticas con El cuarto protocolo, un thriller de espionaje que fue su mejor carta de presentación.

Sean Bean y Pierce Brosnan en 'GoldenEye'

Y Judi Dench se convirtió en M

La trama de la película vuelve a colocar a James Bond en una misión para impedir que un sindicato del crimen organizado, liderado por un antiguo agente desertor del MI6, lleve al mundo a un colapso financiero usando un satélite robado llamado GoldenEye. Los productores estaban dispuestos a hacer muchos cambios y estos fueron más allá de sustituir al director que estaba en nómina, John Glen. El elegido fue Martin Campbell, conocido sobre todo por hacer series de televisión. GoldenEye fue su sexta película, pero su trabajo había gustado en cintas como Ley Criminal, Sin Defensa y Scape de Absolom.

GoldenEye tiene una historia original: fue la primera de la saga en no contar con elementos de las novelas de Ian Fleming. Otro de los cambios más importantes fue sustituir a Robert Brown, el actor que había interpretado a M en cuatro películas. Para esta nueva etapa se apostó por una actriz muy solvente, Judi Dench. Su personaje, que se basa en Stella Rimington, que en la vida real fue jefa de MI5 de 1992 a 1996, rompe con el que interpretaba Brown, ya que muestra una férrea antipatía hacía 007, al que llama sexista, misógino y reliquia de la guerra fría. M expresó en la pantalla lo que la gente pensaba de Bond en la calle.

Pero la decimoséptima entrega de la saga venía con más sorpresas. Miss Moneypenny también cambió de rostro y Caroline Bliss dio el relevo a Samantha Bond. La actriz -que luego haría de Lady Rosamund Painswick en la serie británica Dowton Abbey- fue fiel a su personaje y anunció que dejaría el papel cuando Brosnan dejara a Bond. Y así fue.

Pierce Brosnan entre Framke Janssen e Izabella Scorupco, en 'GoldenEye'

No hay película de 007 sin malvados y chica Bond.

El malo es Alec Trevelyan, que había trabajado para el MI6 como 006. Este personaje se le ofreció, por sus rasgos, a Sean Bean que era un actor muy conocido, y apreciado tras estrenar cintas como Lunes tormentoso, de Mike Figgis, y Juego de patriotas, de Phillip Noyce. En GoldenEye hay dos chicas bond. Una es Izabella Scorupco, que era una bellísima modelo polaca y esta película fue su debut como actriz. Interpreta a Natalya Simonova, una programadora informática secuestrada por Trevelyan. Su antagonista es Xenia Onatopp, una 'mujer fatal' interpretada por Framke Janssen, conocida por ser Kamala en la serie Stark Trek: la nueva generación.

El personaje que no sufrió cambios fue Q y Desmond Llewelyn volvió a conquistar al público con su talento y vis cómica. El inglés interpretó el papel en diecisiete películas y solo su muerte, en 1999, le impidió seguir con el personaje. Completan el reparto Alan Cumming, como el malo Boris Grishenko, y una entonces desconocida Minnie Driver, que interpreta a Irina, su segundo papel en el cine.

Cuando seis años antes se estrenó 007: Licencia para matar se hizo una potente campaña publicitaria y se realizó un concurso con un premio muy goloso. La persona que lo ganara tendría un cameo en la siguiente película de Bond. A pesar de los años que pasaron entre las dos entregas, la ganadora tuvo pudo salir en GoldenEye: es la mujer que lleva un vestido de noche dorado y negro, y aparece mirando por encima del hombro de Xenia Onatopp que está jugando al Baccarat contra Bond.

'GoldenEye' fue el debut de Pierce Brosnan como James Bond

En el casino también hay otro cameo interesante. Es Kate Gayson, la hija de la actriz Eunice Gayson, que interpretó a Sylvia Trench en las dos primeras películas: Agente 007 contra el Dr. No y Desde Rusia con amor. Eunice hizo el casting para ser Miss Moneypenny, pero ese papel fue a parar a la icónica Lois Maxwell, que interpretó el personaje en catorce películas. Los coqueteos entre la secretaria y el agente secreto formaban parte de todas las películas.

Moneypenny: James, este tipo de comportamiento podría calificarse como acoso sexual.

James Bond: De verdad. ¿Cuál sería la pena por esto?

Moneypenny: Que algún día tendrás que cumplir tus insinuaciones.

Viajando y escuchando a 007

En esta entrega, Bond viaja por seis países, desde Reino Unido a Puerto Rico, pasando por Suiza, Rusia, Francia y Mónaco, donde se pasea por el elegante Casino de Montecarlo. La banda sonora la firmó Éric Serra, con John Altman al frente de la orquesta, y tras el estreno recibió un aluvión de malas críticas. Los fans de la saga y los expertos no entendieron sus composiciones que, según dicen, alejan la música de la trama, en vez de acompañarla y envolverla. Pero, por suerte, no tuvo nada que ver en el tema principal, interpretado por Tina Turner con fuerza y garra. Su tema, arrebatador, lo escribieron Bono (música) y The Edge (letra). Al ser una canción aislada de la banda sonora no escuchamos variaciones instrumentales a lo largo de la película.

El tema 'GoldenEye' lo interpreta Tina Turner

karaoke del tema 'GoldenEye'

See reflections on the water

more than darkness in the depths

see him surface in every shadow

on the wind I feel his breath.

Goldeneye, I found his weakness

Goldeneye, he’ll do what I please

Goldeneye, no time for sweetness

but a bitter kiss will bring him to his knees.

You’ll never know how I watched you

from the shadows as a child,

you’ll never know how it feels to be the one

who’s left behind.

You’ll never know the days, the nights,

the tears, the tears I’ve cried,

but now my time has come

and time, time is not on your side.

See home move through smoke and mirrors

feel his presence in the crowd,

other girls they gather around him

if I had him I wouldn’t let him out.

Goldeneye, not lace or leather

Golden chains take him to the spot

goldeneye, I’ll show him forever

it’ll take forever to see.

What I’ve got

You’ll never know how I watched you

from the shadows as a child.

You’ll never know how it feels to be so close

and be denied.

It’s a gold and honey trap,

I’ve got for you tonight.

Revenge it’s a kiss, this time I won’t miss

now I’ve got you in my sight.

With a Goldeneye, golden, goldeneye

with a goldeneye, goldeneye.

RTVE Play sigue ampliando su oferta de cine, series y documentales. Con GoldenEye crece el catálogo de películas, en el que vemos nuevos títulos como Spectre, con Daniel Craig como 007, Rocky, Route Irish, Gordos...

Noticias

Televisión

Radio

Deportes

Infantil

A la Carta

Playz