Televisión
Hijo de Stephanie Seymour y Peter Brant

Muere Harry Brant, heredero y promesa de la moda, a los 24 años

Noah Benalal
4 min.

Harry Brant, hijo del empresario Peter Brant y la supermodelo Stephanie Seymur, ha muerto a los 24 años. "La causa fue una sobredosis accidental de drogas con receta", ha dicho su familia en un comunicado donde aludían a sus problemas de adicción, que comenzó a sufrir a una edad temprana: "Siempre nos apenará que esta enfermedad devastadora haya acortado su vida. Ha logrado muchas cosas en sus 24 años, pero nunca podremos ver el resto de cosas que sin duda le quedaban por hacer".

El joven 'it boy' es un miembro fundador de una la nueva generación de artistas y modelos, para quienes la autenticidad está por encima de toda barrera y estereotipos de género. El mundo de la moda y la jet-set neoyorquina lamentan hoy, como su familia, la pérdida temprana un joven hermoso con las ideas claras, que a los 16 años atendía su primera Gala del MET antes de entrar al mundo de la moda por la puerta grande: escribiendo en la revista Interview —fundada por Andy Warhol y posteriormente adquirida por su padre, Peter Brant— y modelando para la firma Balmain o las páginas de Vogue.

Harry Brant iba a convertirse en el futuro creativo de la revista Interview

Su madre es una de las supermodelos originales, Stephanie Seymour, que le introdujo en un mundo de glamur donde su nombre abre las mismas puertas que el de Elle McPherson, Naomi Campbell o Linda Evangelista. Su padre, magnate del mundo de la prensa y coleccionista de arte, trabajó junto a Warhol en L'Amour (1977) y ha producido películas sobre Basquiat, Pollock o el propio Warhol que han viajado a los principales premios del mundo audiovisual. El hijo bebió de las esferas de lujo, hedonismo y belleza asociadas a su apellido, disfrutando de su herencia y talento sin barreras.

Desarrollando su propio ideario y visión creativa, lanzó junto a su hermano una línea de maquillaje unisex para la firma MAC en 2016, antes de embarcarse en una errática carrera académica: abandonó sus estudios y fue arrestado por hurto menor y posesión de drogas. Era consciente de su adicción y, según las devastadoras declaraciones de su familia, sus planes incluían entrar en rehabilitación y volver a la publicación que le vio nacer: Harry Brant iba a convertirse en el futuro creativo de la revista Interview, tomando el testigo de los rompedores visionarios que le precedieron en el cargo.

Harry Brant para Vogue

Autenticidad, hedonismo y una peligrosa idea de evasión se encontraban en el centro de su visión del maquillaje y la moda. El New York Times rescata hoy estas declaraciones durante una entrevista promocional: "Tiene que ver con la fantasía y convertirte en algo distinto a lo que eres todos los días, una nueva persona a la que puedas escaparte aunque sea sólo una noche. Es lo que yo he hecho siempre".

"Creo que, una vez abandonas el colegio, te das cuenta de que ser normal es algo que aleja a los demás, y cuanto más auténtico e individual eres, más se sienten atraídos por ti", pensaba, y analizaba los pros y contras de esta individualidad radical y andrógina en una entrevista que le realizaba a Marc Jacobs: "Para mí, llevar maquillaje es casi una sensación de armadura que puedo portar de la manera que yo quiera, como una forma completamente transformadora de autoexpresión".

Peter Brant Jr. y Harry Brant en la MET Gala de 2013

Pero ni siquiera 120 mil seguidores en Instagram y una enorme presencia social te liberan de la violencia de quienes tratan de imponer un estereotipo: "Siempre es duro cuando tu burbuja explota, y a mí me pasa muy a menudo, y me echa para atrás porque uno se acostumbra a recibir aceptación y se te olvida cómo era sentir lo contrario. Reabre las heridas de cuando eras un niño y se metían contigo".

Por eso su objetivo era liberar a los demás: "Es una de las razones por las que me gusta tanto maquillar a otros. Soy una persona muy insegura, y sé cómo de liberador puede resultar el más nimio cosmético. Cuando eres capaz de acentuar una belleza en alguien que quizá ni siquiera era capaz de verla, es una sensación mágica".

Harry Brant desfila en la pasarela de la Paris Fashion Week, 2014

Su familia se ha mostrado rota por la pérdida. "Harry no era sólo nuestro hijo, también un maravilloso hermano, amoroso nieto, tío favorito y amigo involucrado. Era un alma creativa, cariñosa y poderosa que trajo la luz a los corazones de mucha gente. Era, de verdad, una persona hermosa por dentro y por fuera".

Harry Brant y su madre, Stephanie Seymour

Más noticias en Corazón y tendencias.

Noticias

Televisión

Radio

Deportes

Infantil

A la Carta

Playz