Noticias
COVID-19

Coronavirus en España: la incidencia en mayores de 60 sigue subiendo ligeramente y se coloca en los 142 casos

DatosRTVE
7 min.

⏳ Esta noticia se actualiza los martes y los viernes, con información procedente principalmente del Ministerio de Sanidad.

Últimos datos de la COVID en España

  • La presión asistencial en los hospitales por pacientes con COVID-19 continúa en circulación controlada, según los baremos de Sanidad. Este martes, la ocupación UCI se sitúa en torno al 1,7%. Se trata del segundo dato de saturación más bajo desde que se desató la pandemia. Todos los territorios están en circulación controlada, sin superar el 5% de saturación.
  • La incidencia en mayores de 60 años sube seis puntos respecto al viernes y 12 desde el pasado martes. De esta forma, el indicador se coloca en los 141,78 casos por cada 100.000 habitantes, en circulación controlada. Pese a los incrementos, es uno de los datos más bajos desde la puesta en marcha de la nueva estrategia de vigilancia. Por territorios, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Canarias ostentan las tasas más altas del país, sobrepasando los 200 casos, pero ninguna excede los 250, por lo que todo el país está en circulación controlada.
  • De entre la población con más de 60 años, todas las franjas están en circulación controlada. La incidencia más alta la registran los mayores de 80 años, que se acercan a los 200 casos, mientras que los mayores de 60 apenas sobrepasan los 100 casos.
  • En total, en la última semana se han contabilizado 19.067 contagios y 239 muertes. Desde que comenzó la pandemia se han comunicado más de 13,4 millones de casos y 114.084 decesos.
  • La campaña de vacunación avanza lentamente. Según el último informe publicado por Sanidad, casi 26 millones de personas, el 54,8% de la población española, tienen ya la dosis de refuerzo.

Desde el 22 de marzo, el Ministerio de Sanidad ha puesto en marcha la nueva Estrategia de Vigilancia y Control de la COVID, avanzando un paso más hacia el sistema de 'gripalización' que el Gobierno pretendía adoptar una vez la sexta ola se diera por superada.

Ahora la realización de pruebas y la contabilización de las mismas se centra principalmente en la población vulnerable (mayores de 60, personas embarazadas e inmunodeprimidas) y en los entornos con alta probabilidad de contagio (centros sanitarios, sociosanitarios y otras instituciones).

Sigue leyendo para conocer todos los detalles sobre la nueva situación epidemiológica.

Situación hospitalaria en planta y UCI

[Si quieres conocer más sobre la situación hospitalaria, puedes consultar esta noticia: Las UCI de España en la pandemia]

Dentro de la nueva estrategia del Ministerio de Sanidad, la presión hospitalaria se ha convertido en el principal indicador para realizar un seguimiento adecuado de la pandemia. A partir de la información notificada por los hospitales se puede comprobar que, aunque la situación nacional se coloca por debajo del 5% (en circulación controlada), las UCI de algunos territorios continúan tensionadas, como se puede ver en el siguiente mapa.

Otra variable que es importante tener en cuenta es la tasa de nuevas hospitalizaciones en UCI, que mide la velocidad con la que llegan los nuevos ingresos a los centros sanitarios. Cuanto más crezca ese indicador, mayor será el ritmo con el que se irán llenando las unidades de críticos. La información no viene desagregada por grupos de edad, pero los incrementos permitirán detectar la llegada de nuevas olas en el futuro.

En la siguiente visualización se puede observar cómo la presión tanto en planta como en UCI ha variado a lo largo de la pandemia a nivel nacional y por comunidades autónomas.

Incidencia en los mayores de 60 años

La población donde Sanidad centra ahora los esfuerzos es en la de los mayores de 60 años. La incidencia acumulada de este grupo de edad pasa a ser un indicador clave, después de que el ministerio haya decidido no ofrecer esa tasa para la población general. Los baremos se han flexibilizado y el riesgo muy alto se alcanza cuando se sobrepasan los 2.500 casos por cada 100.000 habitantes.

Al ser la cohorte más joven de los tres grupos que componen la población de mayores de 60, la incidencia en el colectivo de 60 a 69 años ha sido la más elevada desde que existe información al respecto. En algunas comunidades los casos entre los mayores de 70 y 80 no alcanzaron el riesgo muy alto, pero en otras la ola de ómicron hizo crecer la curva hasta niveles nunca vistos.

Aunque la Red centinela -el sistema vigilancia que recoge información sobre algunas enfermedades- aún no está operativa al 100%, Sanidad sí da muestras de que existe un seguimiento de los casos leves de la población general de COVID. Para ello se recurre al Sistema de Vigilancia de Infección Respiratoria Aguda (IRAs), que evalúa la situación de virus respiratorios como el coronavirus o la gripe, entre otros, con información de los centros de salud.

Fuentes consultadas al Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), institución encargada de esta tarea, apuntan a que aún no existen evaluadores de riesgo basados en las tasas semanales de IRAs. "Sin embargo, cuando el sistema esté más consolidado, proporcionará información consistente con la que se calculan tasas de COVID-19 y tasa de gripe por grupo de edad. Esas tasas, no de IRAs, sino de COVID-19 y gripe, se podrán evaluar con sus correspondientes umbrales de riesgo", informan desde la organización.

Además, desde el 8 de abril hasta el 15 de julio de 2022, Sanidad recuperó en sus informes información sobre brotes vinculados a ámbitos vulnerables, como los centros de día, los hospitales e instituciones de otra índole. Estos datos debían ser reportados por las comunidades autónomas de forma semanal. Desde mediados de julio, el Ministerio avisó de que "solo se darán aquellos de especial interés para el control de la transmisión". A continuación se muestra la última información disponible.

Muertes por COVID

Sanidad reporta el número de personas fallecidas con diagnóstico clínico de COVID-19 registrado en cada comunidad. A partir de la información por fecha de defunción del ISCIII -que va revisando día a día estas y otras cifras-, el siguiente gráfico muestra las muertes por cada 100.000 habitantes y permite ver, desde junio de 2020 hasta la actualidad, el impacto en vidas de las diferentes olas de la pandemia.

Por otra parte, la letalidad del coronavirus en España se ha reducido notablemente gracias a la protección de las vacunas, que en la quinta ola lograron disminuir las muertes de las personas que contraen la COVID-19 más de cinco veces respecto al total de la pandemia. Durante la sexta ola, con más de tres de cada cuatro personas con la pauta completa y con millones de personas con la dosis de refuerzo, el impacto ha sido todavía menor, aunque se siguen contabilizando cifras de decesos muy elevadas.

El ritmo de vacunación en España

Con más del 85% de la población con la pauta completa y más de la mitad con la dosis de refuerzo, España es uno de los países con una de las tasas más altas de protección contra el coronavirus. La campaña de vacunación se centra en los menores de 11 años y en completar la pauta de aquellas personas que se contagiaron y no pudieron finalizarla antes.

La siguiente tabla resume cómo evoluciona la vacunación contra la COVID-19 por regiones, con datos sobre el total de personas que han recibido una dosis, la pauta completa y la dosis adicional, así como el porcentaje que suponen sobre la población total de cada territorio.

Sobre esta información

Los datos de estos gráficos y mapas interactivos proceden en su mayoría de los informes oficiales y ficheros abiertos que publica diariamente el Ministerio de Sanidad, así como de las actualizaciones que realiza el Instituto de Salud Carlos III. También se recoge información del INE, de los gobiernos autonómicos y de otras fuentes nacionales e internacionales.

Desde el 28 de marzo de 2022 se aplica el nuevo semáforo de indicadores propuesto por el Ministerio de Sanidad para graduar los niveles de riesgo de la incidencia.

Noticias

Televisión

Radio

Deportes

Infantil

A la Carta

Playz