Noticias
Goyas 2021

35 años de curiosidades en los premios Goya

CRISTINA POZO GARCÍA / DatosRTVE
5 min.

Este 6 de marzo de 2021 se cumplen 35 años celebrando la fiesta del cine en España. Esta nueva edición está marcada, de nuevo, por la pandemia de COVID-19, un hecho que también ha reconfigurado otras ceremonias como los recientes Globos de Oro.

En DatosRTVE hemos hecho un repaso por la historia de los Goya para sacar a relucir algunas de sus curiosidades. Navega en el siguiente quiz y conoce más anécdotas de estos premios en esta noticia.

.

[Accede directamente al test]

Juventud… ¿divino tesoro?

A pesar de que la categoría Mejor actor/actriz revelación lleva a pensar que se trata de un espacio para las jóvenes promesas, es decir, con una edad más reducida que la media, lo cierto es que no es del todo así.

Benedicta Sánchez, mejor actriz revelación en los Premios Goya 2020: "La vida te da sorpresas y esta es una muy grande"

Desde la 26ª edición (2012), para obtener una candidatura la única condición es ser mayor de 16 años, sin importar la nacionalidad o el idioma en el que hable el intérprete y su personaje. Por ello, no hay ningún baremo que frene la entrada de estrellas al mundo del cine. En ese año, por ejemplo, José Mota apareció por su papel en La chispa de la vida y tenía 47 años, frente a los de 28 de Adrián Lastra. En la última edición lo obtuvo Benedicta Sánchez a sus 84 años por O que arde.

Sin embargo, antes de que la normativa cambiara, varios adolescentes -e incluso niños- fueron candidatos a esos premios interpretativos. Algunos llegaron a hacerse con el cabezón: Andoni Erburu (que aún no había cumplido 11 años), Nerea Camacho (con 12 años), Ivana Baquero (12), Francesc Colomer (13), Marina Comas (14) y María Valverde (17).

Una curiosidad propia de la pandemia

El sector cultural ha sido uno de los más afectados por las restricciones implantadas por las distintas comunidades para frenar la expansión del virus. Muchas ciudades han visto sus cines vacíos y algunas productoras han decidido posponer -e incluso cancelar- los estrenos previstos el pasado año.

Los cortometrajes y películas de animación se han ido colando paulatinamente en estos premios. No solo eso, sino que han logrado obtener mucho peso fuera de nuestras fronteras. Es el ejemplo de Klaus y Buñuel en el laberinto de las tortugas, de la pasada edición. Este año, no obstante, hay una clara cinta ganadora.

La gallina Turuleca es la única película de animación que este es candidata a Mejor película de animación, pues solo ella cumplía con los requisitos impuestos por la Academia de Cine. Otra como Josep, potencial competencia, no pudo participar porque, al tratarse de una coproducción, el porcentaje de participación de Francia superaba al de España.

Perspectiva de género… también anecdótica

Aunque aquí puedes enfrentarte al espejo de la igualdad dentro de estos premios, siguen saliendo a la luz algunos rasgos llamativos que merecen ser mencionados.

Por ejemplo, hasta la 18ª edición el Goya a Mejor guion original no fue enteramente femenino. En ese año, Icíar Bollaín y Alicia Luna se lo llevaron por Te doy mis ojos (2004). Nueve años antes, en 1995, Yolanda García fue la primera mujer en aparecer en esta categoría, por el filme Todos los hombres sois iguales (1995), pero lo hizo acompañada de tres hombres.

En la categoría de guion adaptado, la primera mujer en ganar la estatuilla en solitario fue Isabel Coixet por Mi vida sin mí (2004). Antes, como ya sucediera con García, Josefina Molina fue nominada, junto a Joaquín Oristrell y José Sámano en 1990 por Esquilache. En los dos años siguientes aparecieron dos nombres de mujeres en esta categoría, ambas por adaptar sus propias novelas: Almudena Grandes, con Las edades de Lulú (1991); y Carmen Rico-Godoy con Cómo ser mujer y no morir en el intento (1992). Solo la segunda fue nominada sin estar acompañada de un hombre.

Una categoría que ha necesitado menos tiempo para nominar solo a mujeres es la de Mejor montaje. En la tercera edición la candidatura llegó para Teresa Font, por la película Berlín Blues (1989), pero no se hizo con el premio, que recayó en José Salcedo, con tres de cinco cintas bajo su nombre. La primera ganadora en solitario llegó un año más tarde: Carmen Frías y El sueño del mono loco (1990).

En el panorama acústico podemos hablar de dos niveles. El primero, la Música original, lleva el nombre de Eva Gancedo, ya que fue la primera nominada y ganadora por La buena estrella (1998). Ocho años después, volvió a recibir una nueva candidatura por La noche del hermano.

El segundo llega de la mano de Mejor canción original, una categoría estrenada en 2001. La primera mujer premiada llegó en su segunda edición (2002): Luz Casal, que recibió el premio junto a Pablo Guerrero por la canción Tu bosque animado, en la película El bosque animadoPara el primer Goya en solitario hubo que esperar a 2012 con Carmen Agredano, por la canción Nana de la hierbabuena, en La voz dormida. El más reciente es el de 2017 con Silvia Pérez Cruz, por la canción Ai, ai, ai, en Cerca de tu casa.

"Ai, ai, ai", de Silvia Pérez Cruz para Cerca de tu casa ha recibido el galardón mejor canción original en los Premios Goya 2017. La intérprete, que también estaba nominada a mejor actriz revelación por su aparición en esa misma película, ha querido homenajear a las personas desahuciadas cantando un tema. Durante su discurso, la cantante ha revelado que se escogió "Ai, ai, ai" para la película porque no se podían pagar los derechos de otra. También ha agradecido el premio a Eduard Cortés por dejarle hacer toda la banda sonora.


En la elaboración de esta información han participado Paula Guisado, José Á. Carpio, Jaime Gutiérrez y Cristina Pozo, del equipo de DatosRTVE.

Noticias

Televisión

Radio

Deportes

Infantil

A la Carta

Playz