Noticias
Coronavirus

Cataluña pasará a nueva normalidad este viernes solo un día después de que Barcelona y Lleida entren en Fase 3

RTVE.es / AGENCIAS
3 min.

Cataluña entrará este viernes en nueva normalidad solo un día después de que Barcelona y Lleida hayan pasado a la Fase 3 de la desescalada, tal y como ha anunciado el presidente de la Generalitat, Quim Torra, que ha afirmado que Cataluña tomará las riendas en la regulación de la desescalada en lo que ha definido como "etapa de recuperación". Ha instado a tener "máxima prudencia" en esta nueva etapa. 

Cataluña pondrá fin así al estado de alarma el mismo día que lo harán Cantabria y el País Vasco, y se sumará a la única comunidad que se encuentra ya en la nueva normalidad desde este pasado lunes: Galicia.

Después de que todo el territorio de Cataluña haya pasado a la Fase 3, Torra ha firmado este mediodía un decreto que, a efectos de esta próxima medianoche, designa a la Generalitat como "autoridad competente" en la regulación de la desescalada. El Gobierno dio a las comunidades el control para gestionar esa Fase 3, que Cataluña está a punto de superar, por tanto, incluso antes de que decaiga el estado de alarma el 21 de junio.

Torra: "No me temblará la mano para tomar decisiones"

El decreto firmado por Torra determina que a las 00:00 horas de este 19 de junio finaliza la fase 3, deja sin efecto las medidas derivadas de la declaración del estado de alarma y decreta el inicio de la "etapa de recuperación" en todo el territorio catalán, en el que se levantan las restricciones de movilidad. "Decaen los efectos del estado de alarma y hemos recuperado todas nuestras competencias", ha resaltado el presidente catalán.

En una rueda de prensa, Torra ha remarcado que Cataluña inicia lo que ha bautizado como "etapa de la recuperación" que ya regulará la Generalitat, manteniendo precauciones como la distancia de seguridad, higiene de manos o uso de mascarillas, con el fin de evitar rebrotes.

En esta etapa de "recuperación" estará coordinada bajo el Plan Territorial de Protección Civil de Cataluña (PROCICAT) y se guiará, ha dicho Torra, por los criterios de los expertos "con la única prioridad de salvar la vida de los ciudadanos".

El decreto firmado por Torra también faculta a Vergés y Buch, en su condición de autoridades del PROCICAT, para que adopten las resoluciones necesarias para hacer efectivas las medidas que tengan que regir esta nueva etapa.

Un llamamiento a la precaución

"Ahora que llega el periodo de vacaciones y las fiestas de Sant Joan, tenemos que ser más prudentes que nunca, para que un exceso o imprudencia no nos obligue a volver atrás", ha alertado Torra, que ha avanzado: "No me temblará la mano para tomar las decisiones que sean necesarias para velar por la salud de los ciudadanos".

El presidente catalán, que ha comparecido junto con el conseller de Interior, Miquel Buch, y la titular de Salud, Alba Vergés, ha alertado de que los rebrotes en Alemania y China indican que hay que tomar la "máxima precaución" mantener los hábitos a los que "de alguna manera nos hemos acostumbrado". 

Así, ha pedido a la ciudadanía mantener la distancia, mascarillas y la higiene de manos, así como alertar a los servicios sanitarios si alguien tiene síntomas de la COVID-19, mantener grupos de convivencia estables, priorizar los espacios abiertos, ventilar espacios cerrados y desinfectar superficies.

En un momento en el que Cataluña recupera sus competencias, Torra ha considerado que "otro estado de alarma era posible" y ha criticado de nuevo que el Gobierno optara por "centralizar" sin "diálogo".

Noticias

Televisión

Radio

Deportes

Infantil

A la Carta

Playz