Noticias

Caja Duero y Caja España segurirán este lunes con las negociaciones para la posible fusión

  • Este domingo se han reunido durante más de seis horas en Tordesillas

  • Ambas comisiones afirman que las negociaciones son equilibradas

Justino Sanchón (EFE)
3 min.

Las entidades financieras Caja Duero y Caja España reanudarán este lunes las negociaciones emprendidas la tarde del domingo en Tordesillas (Valladolid), en una reunión de más de seis horas, para avanzar en el camino correcto de la fusión, según han explicado a Efe fuentes de ambas cajas.

Miembros de las dos comisiones negociadoras de ambas entidades han decidido continuar el lunes, en el mismo lugar, con unas negociaciones que las mismas fuentes han calificado como equilibradas.

Por parte de Caja España se pretende que la provincia de León albergue la sede social de la entidad resultante de la fusión, es decir la presidencia, la asamblea general y la secretaría, así como una parte de los servicios centrales, entre los que destacaría el departamento informático, y un dirección general adjunta, lo que daría lugar a una dirección bicéfala de la futura caja.

Los representantes de Caja Duero han insistido en mantener en Salamanca la sede organizativa, compuesta por todos los servicios centrales de las dos cajas, con todas las direcciones generales, es decir, una organización con una sola dirección general, además de retener dentro de esa provincia la obra social y cultural de la entidad resultante.

Presión para alcanzar acuerdo

Sin embargo, las mismas fuentes han indicado que las fuertes presiones ejercidas por el Banco de España y por la Junta de Castilla y León podrían llevar a Caja Duero y Caja España a acercar sus posturas distantes.

Así las cosas, mientras que el pasado 28 de diciembre las sensaciones fueron negativas, ya que la reunión concluyó en un desencuentro, las de esta tarde han resultado muy positivas.

A lo largo de estas seis horas de reunión se han buscado las fórmulas para acercar las posturas entre Caja Duero y Caja España, después de que el 28 de diciembre saltara por los aires la negociación debido a diferencia de conceptos sobre las formas de organizar la nueva entidad.

La reunión celebrada en Madrid dos días después entre los presidentes y directores generales de las dos cajas de ahorro castellanoleonesas, con representantes de la Junta de Castilla y León y del Banco de España, ha llevado a la irremediable búsqueda de acuerdos.

Todo ello se produce después de que el órgano supervisor utilizara expresiones contundentes para forzar una fusión entre Caja Duero y Caja España y fijara el día 7 de enero como fecha límite para acordar la unión de las dos entidades.

Además, la Junta de Castilla y León también ha ejercido una fuerte presión sobre ambas cajas, según han reconocido fuentes de las entidades, para forzar la fusión.

Incluso el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, aseguró el pasado martes en Salamanca que esta comunidad autónoma "no puede y no va a recorrer un camino contrario al que recorren otras regiones", en referencia a las fusiones entre cajas de una autonomía.

Herrera se llegó a preguntar que "para qué va a servir un año de negociaciones" si al final hay un fracaso en las conversaciones.

Noticias

Televisión

Radio

Deportes

Infantil

A la Carta

Playz