RTVE noticias Referéndum en Cataluña
Referéndum en Cataluña

Rajoy exige a Puigdemont suprimir la declaración de independencia para evitar "males mayores"

  • "Esa es la mejor solución" para evitar "males mayores", afirma el presidente

  • "¿Tiene solución? Sí, la pronta vuelta a la legalidad", dice, en una entrevista a Efe

  • Considera que "han dividido a los Mossos", cuya imagen sufre "un daño muy grande"

RTVE.es / EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reclamado este jueves al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que suprima "a la mayor brevedad posible" su proyecto de declaración unilateral de independencia porque esa es "la mejor solución" y, además, "se evitarán males mayores".

"¿Tiene una solución? Sí, y la mejor es la pronta vuelta a la legalidad y la afirmación a la mayor brevedad posible de que no va a haber una declaración unilateral de independencia, porque con eso además se evitarán males mayores", ha dicho Rajoy en una entrevista con la Agencia Efe en el Palacio de La Moncloa.

El jefe del Ejecutivo ha concedido esta entrevista el día después de que se convocara un "pleno ordinario excepcional" en el Parlament, que podría declarar unilateralmente la indepencia, y tras la declaración institucional de Puigdemont, en la que pidió "diálogo" y "negociación" y dijo que la independencia "está más cerca que nunca".

"La mejor solución, y creo que eso lo compartimos todos, es la vuelta a la legalidad, que es que todas aquellas personas y gobernantes que han decidido por su cuenta y riesgo liquidar la ley y situarse fuera de ella, vuelvan a la legalidad", ha dicho Rajoy.

"Eso es lo que puede evitar que se produzcan males mayores en el futuro y eso es lo que está pidiendo toda la sociedad, los editoriales de los medios, los empresarios, los sindicatos y millones de catalanes", ha considerado.

"Haré lo mejor para España en el momento más oportuno"

Ante la situación en Cataluña, Rajoy ha garantizado que hará "lo que crea que deba de hacer, lo que crea que sea mejor para España y en el momento que me parezca más oportuno".

En este sentido, se ha mostrado "absolutamente" convencido de que España puede volver a la normalidad y superar esta situación, al igual que ya hizo en otros momentos también complicados. Ha puesto como ejemplo cuando él llegó a la Presidencia del Gobierno en diciembre de 2011 y "todo el mundo decía que Europa iba a rescatar a España (...), pero el pueblo español fue capaz de resolver esa situación".

El jefe del Gobierno ha recordado que en aquellos momentos mucha gente le decía lo que tenía que hacer y que debía pedir el rescate, pero que hizo lo que "creía que debía hacer".

"Escucharé a todos, pero la decisión me corresponde a mí. Sé que no es fácil, pero también me correspondió en su día tomar otra que tampoco lo era", ha concluido.

De lo que se trata, ha dicho Rajoy, es de "cumplir la ley" y a partir de ahí, ha agregado, podrían hablar, dialogar y "acordar en el Parlamento o fuera del Parlamento" porque de lo que se trata, ha dicho, es de volver a la normalidad y a la legalidad, algo que "solo puede hacer quien ha violado la ley".

España no puede ser objeto de ninguna mediación

En relación a las ofertas de mediación que se han propuesto en los últimos días, entre ellas la del líder de Podemos, Pablo Iglesias, Rajoy ha respondido que la unidad de España no puede "ser objeto de ninguna mediación" y considera que el "primer diálogo que debe recuperar la Generalitat es con el Parlament y con la sociedad catañana a la que ha "dividido".

"También han dividido a los Mossos"

Sobre los Mossos d'Esquadra, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha acusado a Puigdemont de causar un "daño muy grande" a la imagen de la policía catalana, al tiempo que ha calificado de "ejemplar" la actuación de la Policía y la Guardia Civil, de la que se ha mostrado "orgulloso".

Respecto a la postura de los Mossos, ha considerado que "las actuaciones que algunos han puesto en marcha en Cataluña han dado lugar a una enorme división en la sociedad catalana" y "también han dividido a los Mossos", a cuya imagen se ha hecho "un daño muy grande".

Rajoy ha recordado que los Mossos estaban a las órdenes de la autoridad judicial el 1-O, no del Gobierno, y ha dicho que será la autoridad judicial la que dirima "si está o no conforme" con la actuación de la policía autonómica catalana y "quien tenga que tomar en su caso las decisiones que le parezcan más oportunas".

En relación a los presupuestos generales del Estado, Rajoy ha asegurado que "en próximas fechas" el Ejecutivo presentará el proyecto de ley con las cuentas del Estado de 2018 y espera los apoyos suficientes para aprobarlos.

Los presupuestos "nada tienen que ver" con el desafío independentista catalán, ha dicho, y ha asegurado que el Gobierno, al igual que ocurrió con los presupuestos de 2017, intentará concitar el respaldo necesario para que se conviertan en realidad.