RTVE noticias Cultura

Adiós a Tom Petty, el pequeño de los 'hermanos Wilbury'

  • El músico ha fallecido de un ataque al corazón a los 66 años

  • Tom Petty formó parte en 1988 del supergrupo The Traveling Wilburys

  • Junto a él, Bob Dylan, George Harrison, Jeff Lynne y Roy Orbison

ALBERTO LEÓN

Corría 1988 cuando el mundo de la música se vio sorprendido por el nacimiento de The Traveling Wilburys, un supergrupo que reunía a cinco de las mayores estrellas del rock'n'roll: Bob Dylan, George Harrison, Jeff Lynne, Roy Orbison y Tom Petty, fallecido este martes a los 66 años de un ataque al corazón.

Los llamados 'supergrupos' fueron muy populares en el rock desde el nacimiento en 1966 de Cream, un trío que reunía al guitarrista Eric Clapton, al bajista Jack Bruce y al batería Ginger Baker, todos ellos procedentes de bandas de prestigio. Luego vendrían otros como Crosby, Still, Nash & Youg, Blind Faith, Emerson, Lake & Palmer o Asia.

Pero ninguno de ellos tuvo el brillo y la falta de pretensiones de The Traveling Wilburys. El nexo de unión fue Jeff Lynne: el líder de la Electric Light Orchestra produjo en 1987 el disco de George Harrison Cloud 9, en el que se evidenciaba la pasión de Lynne por el sonido 'beatle'.

En febrero de 1988, Lynne y Harrison decidieron registrar un tema con destino a la cara B de "This is love", el tercer sencillo de Cloud 9. Para ello acudieron al estudio personal de Bob Dylan en Malibú. Tom Petty andaba cerca y se unió al proyecto y finalmente reclutaron a Roy Orbison, un mito de los 60 que estaba viviendo un nuevo auge gracias a la inclusión de sus temas en las películas Blue Velvet y, sobre todo, Pretty woman.

El 'Dream team' del rock and rokll

Lo cierto es que el resultado de aquella grabación,  "Handle with care", fue un tema tan brillante que la discográfica de Harrison decidió que aquello no podía ser una simple cara B, lo que finalmente se concretó en un disco de diez temas impecables, Traveling Wilburys Vol. 1,que se publicó en octubre de 1988.

La banda -un verdadero 'Dream team' del rock and roll- carecía sin embargo de grandes pretensiones, más allá de juntar a un grupo de amigos que se admiraban mutuamente y que decidieron vivir la experiencia de componer y grabar un puñado de canciones. De hecho, los músicos se presentaban en los créditos con pseudónimos y fingían ser un grupo de hermanos: Lefty Wilbury (Orbison), Nelson Wilbury (Harrison), Lucky Wilbury (Dylan), Otis Wilbury (Lynne) y el benjamín del grupo, Charlie T. Junior Wilbury, alias de Tom Petty.

El resultado fue deslumbrante. Un disco sin desperdicio de principio a fin, con temas inolvidables como la propia "Handle with care" que servía como apertura, "Not alone anymore" -imposible no emocionarse con la voz de Roy Orbison en este corte-, "Last night", "Heading for the light" o "End of the line". 

Además, el disco fue un éxito de ventas, con más de dos millones de copias vendidas solo en Estados Unidos en los primeros seis meses desde su publicación. También la crítica bendijo a los Wilburys: quizá desde la separación de The Beatles nunca un grupo había concentrado tanto talento individual.

La muerte de Orbison truncó el proyecto

Sin embargo, el proyecto se truncó repentinamente casi al nacer ya que el 6 de diciembre de 1988 Roy Orbison falleció de un ataque al corazón a los 52 años, la misma causa que ha segado ahora la vida de Tom Petty.

Aunque se valoró la posibilidad de reemplazar a Roy Orbison -los rumores apuntaban a la incoporación de Del Shannon, otra estrella de los 60 que acabaría suicidándose en febrero de 1990-, los Traveling Wilburys decidieron seguir como cuarteto.

Con esta formación publicaron The Traveling Wilbury, vol. 3, una broma interna que sugería la existencia de un volumen 2 que nunca se grabó. La continuación -para la cual adoptaron nuevos seudónimos- fue mucho menos exitosa en lo comercial y en lo artístico, donde apenas destacaban "She's my baby" o "Nobody's child".

Durante los años siguientes se especuló con la posibilidad de que el supergrupo volviera a reunirse, pero la muerte de George Harrison en 2001 acabó con esa posibilidad.

Sin embargo, los supervivientes de The Traveling Wilburys sí mantuvieron la amistad y su colaboración a lo largo de los años, con constantes apariciones en algunos de los proyectos que emprendieron.

Para la historia quedará ese Vol. 1, considerado como uno de los discos más redondos de la historia, obra de The Traveling Wilburys, el mayor supergrupo de la historia.