RTVE noticias Referéndum en Cataluña

Catorce detenidos, entre ellos el 'número dos' de Junqueras, en una operación contra el 1-O

  • También la Guardia Civil está registrando varios edificios de la Generalitat

  • Entre los edificios registrados, están las Consellerias de Economía y Exteriores

  • Se han personado en busca de documentación relacionada con el referéndum

  • El soberanismo se moviliza como reacción con manifestaciones en las calles

RTVE.es / AGENCIAS

La Guardia Civil ha detenido este miércoles a 14 personas, entre ellas varios altos cargos del Govern catalán, en una operación en la que se han practicado una veintena de registros en consellerias, instituciones de la Generalitat y naves, con el fin de impedir la celebración del referéndum del 1 de octubresuspendido por el Tribunal Constitucional. Un despliegue policial que el presidente catalán, Carles Puigdemont, ha considerado como "la suspensión de facto de la autonomía", y que el soberanismo, movilizado especialmente por la CUP, ha contestado con movilizaciones en la calle.

Entre los detenidos, a los que se acusa de los delitos de malversación, prevaricación y desobediencia, se encuentran el secretario general de Economía de la Generalitat de Cataluña y 'número dos' del vicepresidente Oriol Junqueras, Josep Maria Jové, y el secretario de Hacienda, Lluís Salvadó. Este es el listado con los nombres y cargos de los detenidos:

Josep Maria Jové, secretario general de la Consellería de Economía.
Josep Lluís Salvadó, secretario de Hacienda.
Joan Ignasi Sánchez, asesor del gabinete de la consellera de Governación, Metixell Borràs, arrestado en Sabadell.
Jordi Puigneró, presidente del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI).
Josué Sallent Rivas y David Franco Martos, responsables del CTTI.
Xavier Puig Farré, responsable de la oficina de Asuntos Sociales.
Juan Manuel Gómez, responsable de la Conselleria de Economía y Hacienda.
Jordi Graells, director del departamento de Atención Ciudadana del Gobierno catalán y responsable del voto electrónico del 1-O.
David Palanca, responsable de la Oficina de Asuntos Exteriores.
Rosa María Rodríguez Curto, directora General de Servicio de la Generalitat y responsable de desarrollos informáticos y que ha sido detenida en Madrid.
Pau Furriol, propietario de una nave industrial en Bigues i Riells (Barcelona), donde los agentes se han incautado de entre seis y nueve millones papeletas para votar.
Mercedes Martínez, vinculada a la nave industrial
Pep Masoliver, trabajador de Fundacio.cat.

Tres de estos detenidos, Joan Ignasi Sanchez, David Franco y David Palanca, que se han negado a declarar, han sido puestos en libertad, pendientes de que les cite el juez.

Jové recusa al juez que lo detuvo

Jové, el número dos de Junqueras, ha comparecido por la tarde ante el juez de guardia de Barcelona, después de que aceptara su petición de "habeas corpus" -figura que permite la puesta a disposición inmediata de un detenido ante la autoridad judicial si considera que ha sido ilícitamente arrestado-, tras el registro de su domicilio por parte de la Guardia Civil.

Al constatar que el juez ante el que solicitó esta medida era el mismo que ha ordenado la operación de la Guardia Civil, los abogados lo han recusado, por lo que se está a la espera de que se resuelva si un juez sustituto se hace cargo del "habeas corpus".

Otros dos detenidos, Josué Sallent Rivas y Xavier Puig Farré, han planteado también "habeas corpus" ante la justicia al entender que su detención es ilícita.

Registro de varias sedes

Las detenciones y registros las ha ordenado el juzgado de instrucción número 3 de Barcelona dentro de sus pesquisas sobre la posible comisión de delitos de malversación de fondos públicos en los preparativos del referéndum.

En el dispositivo desplegado este miécoles, los agentes de la Guardia Civil han registrado también varios edificios de la Generalitat en busca de documentación relacionada con el referéndum.

Entre los edificios registrados están la Conselleria de Economía y Hacienda, dependiente del vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras; la de Asuntos Exteriores, situada en el Palau de la Generalitat y cuyo titular es Raül Romeva, y la de Trabajo y Asuntos Sociales, dependiente de Dolors Bassa.

Además, en el Palau de la Generalitat, la Guardia Civil también habría entrado en la Casa dels Canonges -la residencia oficial del presidente Puigdemont, aunque no la usa-.

La operación también se ha desarrollado en otros edificios dependientes de la Generalitat en Barcelona, como la Agencia de Ciberseguridad,el Consorcio de la Administración Abierta, que se encarga de facilitar herramientas tecnológicas para hacer más ágil y transparente la relación de la administración con los ciudadanos, y el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) de la Generalitat en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), la Agencia Tributaria y la sede del Instituto Catalán de Finanzas (ICF).

Los agentes también registran el domicilio particular de Joan Ignasi Sánchez, asesor del Departamento de Gobernación que dirige Meritxell Borràs y exconcejal de ERC en Sabadell (Barcelona).

Además, los agentes han entrado en las sedes de algunas empresas tecnológicas como T-System, que proporcionó apoyo logístico para la consulta del 9-N y que actualmente tiene entre sus clientes a la Generalitat, así como en la fundación privada PuntCAT, dedicada a la gestión de dominios ".cat". En un primer momento se informó de que la Guardia Civil habría registrado la sede de Indra, pero la propia compañía lo ha desmentido.

Puigdemont denuncia un "estado de excepción"

Ante los registros, Puigdemont ha acusado al Gobierno del Estado de "suspender de facto" la autonomía de Cataluña y "aplicar de facto un estado de excepción". Tras reunir de urgencia al Govern, el president ha denunciado que la Generalitat "ha sido objeto de una agresión coordinada de las fuerzas policiales" del Estado, sin "amparo legal". y, además, ha hecho un llamamiento a los catalanes a responder con "firmeza y serenidad" acudiendo a votar el 1-O.

Oriol Junqueras, por su parte, se ha pronunciado en su cuenta de Twitter acerca de los registros y detenciones y ha asegurado que "están atacando las instituciones de este país y, por tanto, atacando a los ciudadanos. No lo permitiremos".

Asimismo, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que "rectifique", "pare esta deriva represora", "devuelva el autogobierno a las instituciones catalanas" y abra una "negociación política".

Por otro lado, tanto el presidente de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sánchez, como la CUP, a través de sus respectivas cuentas de Twitter han hecho un llamamiento a la ciudadanía para que se concentre frente a la Conselleria de Economía contra esta operación. Varios responsables políticos independentistas han acudido a la puerta de la Conselleria de Economía y han pedido a los ciudadanos que expresen pacíficamente su rechazo.

Los independentistas toman las calles

Centenares de independentistas han tomado las calles del centro de Barcelona desde el mediodía y se han concentrado fundamentalmente en las puertas de la Conselleria de Economía con carteles a favor de votar de la independencia y gritando consignas como "Votaremos" y "Nuestras armas son nuestras urnas".

Ante la sede de Economía, algunos manifestantes han pinchado las ruedas de al menos un vehículo de la Guardia Civil, al que además han colocado pegatinas con lemas a favor del referéndum y han hecho algunas pintadas a favor de la independencia. También han levantado una gran urna con la consigna "España, este es tu problema" y han depositado claveles en los coches de la Guardia Civil, y algunos de los presentes también se han subido a los vehículos.

Mientras tanto, una docena de furgonetas de la Policía Nacional, con sus correspondientes dotaciones, han rodeado desde las 13:30 horas el perímetro de la sede de la CUP en Barcelona, a la espera de la llegada de una orden de registro autorizada por el juez.

La CUP ha movilizado militantes y simpatizantes y un millar de personas se ha concentrado delante de la sede, en "actitud pacífica pero resistente", han subrayado diputados de la formación anticapitalista.