RTVE noticias El Tiempo

Las tormentas dejan inundaciones y obligan a cortar carreteras en Extremadura y Castilla-La Mancha

  • Continúa el descenso de las temperaturas en casi toda la península

  • Se prevé que la inestabilidad recorrerá la península hasta el sábado

EFE

Las intensas lluvias que están cayendo de manera generalizada en toda la península han causado inundaciones y obligado a cortar carreteras en varias comunidades autónomas, sobre todo en Extremadura y Castilla-La Mancha, las más afectadas.

Según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) las precipitaciones están siendo localmente intensas y acompañadas de aparato eléctrico, truenos, granizo y rachas fuertes de viento en zonas de toda la península.

Esta situación de inestabilidad impropia del todavía verano se debe a un fenómeno conocido como DANA (Depresión Aislada de Niveles Altos), que recorrerá la península hasta el próximo sábado, con un alto contenido de humedad captada de la circulación de aire subtropical.

Trujillo y Plasencia entre las localidades más afectadas

Una de las localidades más afectadas por las tormentas ha sido Trujillo, en Cáceres, donde la intensa lluvia caída anoche ha provocado inundaciones en cocheras, locales comerciales, instalaciones municipales (piscina y polideportivo), establecimientos hoteleros y viviendas.

En la misma provincia, la ciudad de Plasencia ha sufrido inundaciones que han causado desperfectos y obligado a los servicios de emergencias y municipales a trabajar durante toda la noche. La estación de este municipio registró anoche una precipitación de 83,8 litros por metro cuadrado en seis horas y rachas de viento de hasta 85 kilómetros/hora.

También se han producido caídas de cascotes sobre vehículos y múltiples embalsamientos de agua en calzadas y establecimientos públicos al atascarse las alcantarillas por los sedimentos arrastrados por el agua.

Toledo, la provincia más afectada en Castilla-La Mancha

Otra de las comunidades más afectadas ha sido Castilla-La Mancha, donde el 112 gestionó este lunes 105 incidentes debidos a las tormentas.La provincia castellanomanchega más afectada por la lluvia y el viento ha sido Toledo con un total de 66 incidentes, 53 de los cuales se debieron a la lluvia y al granizo caídos de manera torrencial, y los restantes 13 a la fuerza del viento.

Localidades como Olías del Rey, Yuncos, Carranque, Illescas y, especialmente, la capital regional, han centralizado la mayor parte de las incidencias por lluvias y granizo que han causado, sobre todo, balsas de agua y torrentes en calles y carreteras, así como la necesidad de realizar achiques de agua en garajes y bajos de viviendas y locales.

Por su parte, la carretera TO-3100, que da acceso a la localidad toledana de Cobisa, ha tenido que ser cortada a las 15:10 horas desde el kilómetro 4 hasta el 5,8 de la TO-3100 en ambos sentidos según informa la Dirección General de Tráfico (DGT) en su página web como consecuencia de las inundaciones que ha causado la lluvia caída a primera hora de la tarde.

Fuertes tormentas en Sevilla y Zaragoza

En Estepa, en Sevilla, una tromba de agua y granizo que ha caído durante unos minutos poco antes de las 19:00 horas ha provocado inundaciones en calles y locales comerciales de la localidad sevillana de Estepa y ha afectado especialmente al polígono industrial Sierra Sur. 

Las fuertes tormentas registradas esta tarde en las comarcas zaragozanas de Calatayud, Aranda, Borja, Tarazona y Cinco Villas han originado numerosos problemas en pueblos y en carreteras debido a la intensidad de las trombas de agua y a la fuerza del viento.

La DANA seguirá dejando granizo y fuertes rachas de viento a lo largo de este miércoles en la mitad este peninsular, Cantábrico, Pirineos, y con mayor intensidad en Almería, donde se prevén acumulaciones de hasta 30 litros por metro cuadrado en una hora.

El jueves y el viernes el tiempo seguirá "inestable" sobre todo en el nordeste, Cantábrico y Baleares, y no será hasta el sábado, coincidiendo con el comienzo de septiembre y el final del verano climatológico, cuando la situación comience a remitir.